El rally Dakar dejamillones a la Argentina

Nutre la economía de las ciudades que atraviesa; recibe ayuda del Estado
Hoteles sin una sola habitación libre, vecinos que ofrecieron su casa como hospedaje, restaurantes que se adaptaron para atender a miles de visitantes, puestos ambulantes de comida y bebida y shows musicales que se prolongaron durante dos días. Este fue el efecto del Dakar 2010 en la ciudad bonaerense de Colón, primera parada de la competencia que en 2009 dejó en el país US$ 100 millones y que promete para este año un 12% más.

La postal se repite en otras localidades "tocadas" por la caravana. Es que el ejército de extravagantes autos, camiones y motocicletas que recorrerá 8600 kilómetros por suelos argentinos y chilenos reactiva por unos días cada uno de los puntos por donde pasa, seguido por un séquito de mecánicos, técnicos, fanáticos y medios de comunicación.

"Toda la ciudad se preparó durante dos meses para aprovechar esta oportunidad, con puestos de venta de comida y bebida, espectáculos y una oferta hotelera y gastronómica adecuada", dijo Mario Quagliardi, secretario de Producción, Empleo y Turismo de Colón, que subrayó que 15 empresas aportaron 50.000 pesos para colaborar en esta ocasión.

La Capital Federal tiene una reserva hotelera del 86%, y llega al 90% en los cinco estrellas. Algo similar ocurre en Mendoza, "el corazón del Dakar", con una ocupación del 80%, según Facundo Aguilera, asesor de la Secretaría de Turismo provincial.

Sólo para la largada, realizada el viernes en el Obelisco, llegaron 8000 turistas extranjeros, que desembolsaron US$ 12 millones. A todo esto hay que sumarle el impacto mediático de 1153 horas de cobertura televisiva, valuadas en US$ 390 millones, de los que US$ 259 millones corresponden a los dos países anfitriones.

La carrera también favorece a técnicos y mecánicos locales que son subcontratados para atender los vehículos. Otro tanto sucede con los empleados extras que contrataron los patrocinadores. Pero hay otro beneficio más difícil de valuar, que es la promoción turística, ya que la popularidad dada por el Dakar hace que 57 millones de personas planeen visitar el país en los próximos dos años.

Será por eso, tal vez, que el Gobierno volvió a aportar US$ 6 millones, cuyos destinatarios son los organizadores Amaury Sport Organisation (ASO), de Francia, y la Organización Dakar (Odasa) de la Argentina. "El dinero vuelve de un modo difícil de traducir en cifras económicas", señaló a este diario el secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer.

Los organizadores gastan parte de esa suma en proveedores locales, según Stephan Ruault, partnership manager de ASO. "Nos transporta Andes Mar y nos provee alimentos Sodexo, por citar dos casos", dijo.

Las empresas locales, que se subieron al éxito del rally con una velocidad digna de las 372 máquinas anotadas, invirtieron entre 200.000 y 6,5 millones de euros para patrocinar y figurar en las transmisiones televisivas que 2,2 millones de personas ven en 189 países.

"El 20% de nuestro presupuesto de marketing lo destinamos al proyecto Dakar", señaló Carolina Gotter, gerenta de marketing de Fric Rot, uno de los patrocinadores de equipos, junto con Red Bull, Arcor, Elf y LAN, entre otros. Personal y Total son los sponsors oficiales.

Volkswagen es el vehículo oficial y tiene un equipo de 5 autos, que están valuados en 1,5 millones de euros cada uno y que, al igual que el resto, movilizan tras de sí a 120 personas que tomarán cerveza en Córdoba, comerán chivito y empanadas en Fiambalá y La Rioja y beberán buen vino en San Juan y Mendoza.

Cuánto recibe el país

La presencia del rally Dakar en territorio nacional reportó a la Argentina US$ 100 millones en 2009 y promete para este año un 12% más de ingresos

Comentá la nota