Rafaela apunta a "mantener muy altos los niveles de educación"

Este es el planteo para 2010 que hace el intendente Omar Perotti, en un balance de su año de gestión con LA OPINION. El sostenimiento de obra local, la necesidad de aumentar los controles y también los reclamos de acción para el Gobierno provincial fueron parte del intercambio donde no se habló de candidaturas, pero sí de dotar al justicialismo de una propuesta que en 2011 recupere Santa Fe.
"Sobre mediados de 2008 nosotros nos planteamos algunos cambios en lo que hacía a prioridades del manejo de los recursos, teniendo las riendas férreas de la administración", aseguró en el inicio de su charla con LA OPINION, el intendente, Omar Perotti. Afrontar los temporales económicos y sociales fue la tarea que desarrolló durante este 2009, sobre el que hace un balance que termina dando positivo para la ciudad, con la premisa de mantener un piso de prestación de servicios públicos al que los vecinos están acostumbrados, más en los momentos en que se hace más difícil cumplir con los pagos de la tasa, lo cual "significó un esfuerzo muy grande", más allá del ciclo eleccionario, donde la ciudad reafirmó su gestión.

Con el mínimo dinámico de obras públicas, Rafaela atravesó "un año muy difícil", con presupuesto propio y basándose en los primeros frutos de la Agenda Estratégica 2010-2016, que con la herramienta aplicada a través del Presupuesto Ciudadano de Gestión Participativa consiguió un acercamiento con los vecinos y sus necesidades, elevando la interacción del Ejecutivo local con más de diez mil familias de los 38 barrios de la ciudad.

Actualmente las obras que se iniciaran con el comienzo del año están terminadas en su mayoría, avanzadas en otros casos y son sólo dos los ejemplos que registran demoras por una doble licitación necesaria para atender las obras específicas a montos adecuados, que tienen el dinero resguardado para poder concluir con las necesidades de la ciudad, disponiéndose de cinco millones de pesos para darle a cada rincón de la ciudad una puesta en valor que se reiterará este año que ya comienza.

Perotti habla de motivación en este proceso, "aquí hubo muchos aciertos, también algunos errores que el área de Gestión y Participación que conduce Roberto Mirabella ya está detectando, con los aportes del Concejo y las vecinales, que no solamente cumple la misión tradicional y muy valiosa de recoger el planteo de los vecinos y vincularlos con la Municipalidad, sino que también se da un proceso de discusión y participación donde se ordena la demanda por la participación de miles y no por el dedo de uno". Es entonces que este sistema lo considera como "muy válido porque se puede seguir todo el proceso de realización de las obras, con certezas que hacen crecer la confianza de la gente con lo público", a pesar del difícil contexto tributario, con la caída del pago del derecho de registro e inspección, e incluso "con niveles de tasa que mantienen los mismos valores, donde muchos de los insumos clave para el desarrollo de la administración han crecido; y sin dudas fue un esfuerzo de todos los trabajadores municipales y cada empleado, al haber entendido que teníamos que seguir haciendo, con los recursos que teníamos". A pesar de la retracción de la recaudación, el Municipio mantiene un nivel de cumplimiento en el pago a proveedores que no excede los 60 a 70 días, algo atípico en el ámbito público.

"Es posible seguir adelante con obras y acciones en todas las áreas, ajustándonos y manteniendo un esquema austero en las prioridades", dice el Intendente mirando a un 2010 de mayor expansión, aunque algunas condiciones críticas continúen.

Perotti eleva la importancia del servicio de recolección de residuos, algo que parece habitual, pero que significa por año una fila de 20 kilómetros de camiones de basura, que se destinan al relleno sanitario, que permite un desarrollo muy avanzado de la ciudad en cuanto a sus desechos, en comparación con el resto de las ciudades del país y que se puede equiparar con otros destinos del mundo. Al servicio tradicional, este año se sumó la recolección de la resultante de la descacharrización de patios, con 40 toneladas más de basura atendida. "La realidad cotidiana en una ciudad que valora la limpieza, es algo a mantener", dice convencido el Intendente, que conoce a Rafaela como un espacio pulcro, que habla del nivel de respeto de la convivencia y de la valoración del respeto entre vecinos.

A LA ESPERA

Rafaela quizá no pudo seguir adelantándose en obras de mayor envergadura por falta de capitales propios, o también de aportes provinciales.

"En febrero o marzo de 2009 tenía que darse el fin de la obra de cloacas, lamentablemente todo el año tuvo un parate completo y sin duda allí tenemos uno de los elementos pendientes, donde nuestro reclamo va a seguir a la par de los vecinos para que esta obra se termine. Es nuestro mayor deseo que la Provincia asuma plenamente la deuda que tiene con los vecinos de Rafaela", apunta Perotti sobre el compromiso muchas veces estirado por Hermes Binner, a pesar de su compromiso de campaña, cuando los buenos tiempos de Santa Fe se mostraban como posibles y que hoy la ciudad no los ve efectivos.

El Municipio quiere en el corto plazo iniciar un proceso de reequipamiento; y es por eso que se ansía poder incorporar una o dos unidades más para el transporte público, lo cual se relega para 2010, lo mismo que sucedió para el segmento de Espacios Verdes.

En tanto, una de las mayores ambiciones de esta gestión es acelerar las obras de pavimento, con 34 cuadras y 70 de cordón cuneta y ripio, realizadas en 2009, a pesar que se rozan los parámetros normales, que por no poder afrontar sobrecarga de horas extras para el personal, no pudo terminarse el plan de 200 cuadras, para el que falta poco. En este sentido, Perotti tomó la demora en la obra del Canal Norte, por parte de la Provincia, para explicar el enlentecimiento de los trabajos de pavimentación al otro lado de la Ruta 34, "allí ha habido un retraso no imputable a la administración municipal, pero hemos sabido compensar sin actualizar los costos de la obra".

AVANCE DEL CONTROL

Los retoques de gestión local se darán el próximo año, donde más allá de los nombres, las ingerencias de áreas que deberán ampliarse para atender a la sociedad, para lo cual servirá el tiempo del verano a sabiendas de las partidas presupuestarias definitivas, para rearmar pautas a partir de lo que se avanzará, haciendo eje en lo social, la educación y la salud, por sobre el resto.

"Las instancias de control son los desafíos para la vida en comunidad, para garantizar la convivencia y tener claro que los derechos de uno terminan donde empiezan los del otro". El análisis de Omar Perotti realizado ante LA OPINION habla de un proceso lógico de la democracia, que en nuestro país quizá se olvidó de remarcar las obligaciones tanto como los derechos y es allí donde se sitúan los casos de desfasaje actuales.

Para las administraciones públicas es imperioso recuperar las normativas que regulen la convivencia y el poder de hacerlas cumplir, donde el juego estable entre derechos y obligaciones sea el que prime en todos los aspectos que hacen a la vida en la ciudad.

El tránsito y la nocturnidad, "son dos elementos en los que hay que seguir prestando debida atención y hay que seguir contando cada vez con más herramientas locales", aludiendo a las responsabilidades difusas de la Policía y la Justicia, lo cual fue tomado por el Municipio a través de sus ordenanzas para cubrir con normativas, a veces doble, pero que son precisas para establecer un correcto control. Para el Intendente, la lógica sería poder conseguir una mayor coordinación, para una efectiva ejecución de normas, a través del control y la educación.

En cuanto a los horarios de necesidad de relevamientos, hay una estrecha relación con las horas extras para los agentes de Control Público, lo cual precisa un apuntalamiento económico donde también juega la incorporación de equipamiento y tecnología, para poder transmitir de manera correcta la aplicación de las reglas que hacen a la ciudad.

Perotti cita el caso de la modificación de la ordenanza sobre el consumo de alcohol, que si bien se centró en el eje de los menores, en realidad es una pauta para padres y adultos, responsables de las acciones de sus hijos e incluso clientes en ambientes de dispersión, con lo cual se pretende una reflexión conjunta más marcada y profunda que haga de la comunidad un espacio más homogéneo.

La demanda de control es creciente, queda mucho por hacer, porque en el caso del tránsito las multas son cada vez más, pero proporcionalmente se da el quiebre de normas, incluso en el centro de la ciudad, frente al Municipio y a la Dirección de Control Público.

EL DESAFIO EDUCATIVO

"A nivel educativo, debemos hacernos cargo de una de las definiciones fuertes que desde siempre ha tenido este proyecto político, no tenemos escuelas, pero tenemos rafaelinos que se educan y no queremos a ningún rafaelino fuera de las escuelas, lo cual nos parece el camino más acertado para tener ciudadanos más comprometidos, un mayor grado de inclusión; y la mayor certeza de tener menos complicaciones con la violencia y el vandalismo". De esto se trata la planificación concreta para este 2010 desde el Municipio, con la ampliación a otro tipo de acciones donde el control del paso de la escuela primaria a la secundaria, será fundamental.

"Estamos haciendo con nuestros equipos del área social y de educación un relevamiento en las nueve escuelas de las zonas con más potencialidad de riesgo de abandono o no inicio de clases, donde se han detectado a 76 chicos que al terminar la primaria no registran inscripción en ninguna de las escuelas secundarias. Se ha ido a hablar con las familias y se consiguió que 60 cumplan con ese proceso y se va a hacer un seguimiento, no solamente para saber si empezaron las clases, sino también con el mantenimiento de la motivación en la familia para que esos chicos vayan a la escuela. La idea es trabajar con tutores que durante el año no le permitan sentirse lejos de sus compañeros a esos chicos a los que quizá les cuesta ese proceso; y que no quieran abandonar a mitad de camino".

El Municipio complementará de esta manera la injerencia de los espacios educativos, reforzando el impulso de la formación, evitando que los menores dejen de instruirse y pasen a situación de calle. Es por eso que "la decisión firme es que tenemos que hacer el esfuerzo de detectar y acompañar a ese chico". Sobre esto Perotti remarca que "el Ministerio de Educación debería tener algún sistema de oficios para quienes no cumplimentan la escuela secundaria y sabemos que esto genera una discusión porque queremos que todos los chicos vayan a la escuela, pero la realidad nos indica que la caída de esto es importante y la obligatoriedad no es la de antes, sino que está más laxa, porque hoy no hay una formación intermedia de un oficio que pueda incorporar a una instancia laboral a ese chico".

En esto se sustentan los programas de Más y Mejor Trabajo, Aprender en la Fábrica, con una respuesta importante de la ciudad que toman a estos jóvenes, los forman y les ofrecen la oportunidad de acceder de manera directa a un puesto de trabajo, a una salida concreta. "El real desafío es mantener muy alto los niveles de educación y trabajar con los sectores más débiles, que no le quiten calidad a la escuela, sino que se pueda apuntalar a los chicos para que podamos mantener un nivel de inclusión con exigencia, sin resignar calidad educativa, sabiendo que es un proceso ambicioso, pero que hay que seguir, porque es un proceso constante que requiere tutores, becas y que demandan un esfuerzo presupuestario importante".

El desafío de la ciudad es este, con lo cual el presupuesto debe orientarse en este sentido, sumando a esto el crecimiento de los habitantes con acceso a las comunicaciones, sobre todo desde las edades más tempranas, porque "la ciudad tiene un camino hecho por sobre muchas otras, por lo tanto estamos en condiciones de seguir avanzando desde allí, en el equipamiento, en la formación, preparando a todos para interactuar con la tecnología", augura Perotti sobre puntos críticos que Rafaela puede transformar en oportunidades concretas, sin aguardar la reacción de la Provincia o la Nación, ya que si se puede "ir un poquito más despacio en el pavimento, por ejemplo, se puede colaborar más con esta iniciativa que es una central en las prioridades".

SENDAS OPUESTAS

"Lamentablemente en estas cosas me hubiese gustado equivocarme. Dos años atrás dije, seamos custodios de los acueductos", Perotti remarcó que al no haber aprovechado el proceso en marcha, hace que a dos años del inicio de la gestión Binner estén en absoluto desaprovechadas las condiciones que hoy podría tener más de un año de ejecución y acortando el plazo para llegar a la ciudad.

El planteo habla de lo que la ciudad recibió de la administración provincial durante estos dos años, pero el Intendente remarca que "para estar desilusionado primero hay que tener ilusión, yo no la tuve, así que no estoy desilusionado", pero la afección de la paralización en obras fundamentales como la de agua y cloacas, donde se darán al menos dos años más de la evidencia de una fuerza "adversaria", donde las disputas regionales juegan un papel importante que quizá se dirima en los comicios de 2011, donde la Provincia juzgue la gestión del Frente Progresista.

Ante este marco, "desearía que tengamos, como mínimo todo 2010 para las cosas centrales, tratando de ajustar al máximo lo comprometido con lo realizado, lo dicho con lo que se hace. Esa sería la mayor responsabilidad de cualquier dirigente a cargo de una función".

"Cuando en 2011 tengamos instancias electorales, sería un tiempo muy natural para hablar de candidaturas", enuncia Perotti que se anima a determinar que en el Partido Justicialista, "vamos a tener que trabajar de aquí a 2011, tratando de generar un planteo que sea atractivo, moderno, que actualice la proyección de los próximos años en gestión pública, ir formando cuadros donde se sume al valor de hace muchos años la actualización y el valor de la juventud, como para poder volver a entusiasmar a los santafesinos con un nuevo gobierno. En eso el Justicialismo, junto a otros sectores aliados, permite visualizar dónde hay capacidad como para plantearle a la Provincia una opción mucho más efectiva y concreta que la que estamos teniendo y en definitiva, que nos permita dar un salto de realizaciones".

En 2011 surgirán los nombres mejor posicionados, argumenta el Intendente, que intentando eludir la instalación anticipada de su apellido para el mayor cargo provincial, se incluye en "ser uno de los que ayude a que realmente nos podamos convertir en una opción atractiva; y eso ya sería muy valioso. Poder ganar en 2011 sería muy bueno, pero desde ser atractivo en la propuesta". Sin apuros para armar fórmulas, Perotti se muestra convencido en este momento de "cada uno estar firme en lo que está haciendo y sumando esta colaboración al esquema del conjunto".

Mientras Carlos Reutemann comienza a dirimir con Eduardo Duhalde la candidatura presidencial que vaya contra los Kirchner, o al menos la instalación del "Lole" para la Gobernación, Omar Perotti se muestra convencido que para Santa Fe, "el proyecto provincial tiene que estar construyéndose, independientemente de esa decisión, con la fortaleza suficiente como para crecer solo y después potenciarse con un candidato nacional".

Comentá la nota