San Rafael echó 40 contratados y tiene desequilibrio financiero.

Desde la secretaría de Hacienda aseguran que son contratos finalizados y no despidos. Medidas para enfrentar la crisis económica.
La rescisión de 40 contratos en la Municipalidad de San Rafael generó la preocupación y el llamado de alerta de los titulares del gremio. Si bien desde el sindicato de municipales aseguraron que se trata de 70 personas las que habrían quedado sin trabajo desde el 31 de julio, desde la comuna el secretario de Haciendo, Javier Cófano, aseveró que se trata de 40 contrato que finalizaron, correspondientes a personal temporario.

Aún así en los pasillos municipales se rumoreaba que no sólo se trataba de 70 "despidos", sino que en los próximos días quedarían sin trabajo otras 170 personas. Por la baja de los trabajadores mañana deberán dar su informe ante el Concejo Deliberante el secretario de Gobierno, Raúl Guerra, y el director de Recursos Humanos, Roque Penizzotto.

Por su parte, Cófano explicó las causas de estas medidas. "La coparticipación no creció como se esperaba, si bien es ligeramente superior al año pasado no alcanza a cubrir los efectos de la inflación", argumentó. Además dijo que a eso se suma el incremento del 30% de la masa salarial durante el 2008, y los 200 pesos no remunerativos por empleados dados este año, y la baja en la recaudación, que provocan un desequilibrio.

Para equiparar esto, la comuna implementará en principio por un par de meses mientras ve como evoluciona la economía nacional y provincial un plan basado en tres puntos. Por un lado se buscará mejorar la recaudación a través de la notificación a morosos de deudas de cementerio, tasas por servicios, y superficies cubiertas no incorporadas a catastro municipal.

Otro de los puntos es la reducción de los contratos de servicios y limitar los montos de los mismos a 1.500 pesos. La terminación de los contratos de personal temporario -40 afirmó Cófano- la mayoría afectado a obras públicas. Y el tercer punto es el cese de tareas en obras, ya que se limitará sólo a las que se están realizando con fondos nacionales o provinciales y a lo que ya se licitó.

El funcionario manifestó que se trata de los 40 contratos mencionados y otros 20 aproximadamente de horas cátedra de las áreas de Educación y Deportes, pero que esas corresponden a programas que finalizan ahora.

Afirmó que también han solicitado al Gobierno provincial la ayuda en cuanto a los centros de salud a cargo del municipio y que la Provincia se había comprometido a colaborar. Recordó que la comuna tiene un gasto anual de 3.000.000 de pesos en el mantenimiento de los centros de salud, contratos de los médicos y enfermeros.

Cófano explicó que están a la espera de ver si la Provincia consigue que el fondo de la soja que llega a los municipios pueda destinarse a sueldos ya que ese es el mayor inconveniente que enfrentan en este momento. "Con ese dinero se están haciendo obras de cloacas y de saneamiento, pero habría que ver si momentáneamente no se puede cambiar el destino".

Al consultarle por el estado de las cuentas del municipio, el secretario comentó que en estos últimos meses el gasto no se ha equiparado al ingreso, y esto retrasó el pago a proveedores, "de persistir esta situación terminaríamos el año en rojo".

Y agregó que durante el primer semestre la comuna tuvo "ingresos por 48 millones de pesos mientras que tiene un gasto ejecutado de 52 millones, por lo que debemos aumentar el ritmo de los ingresos y disminuir el de gastos".

Comentá la nota