Radiodifusión: el peronismo pide cambios para no partir el bloque

Das Neves advirtió que sus 5 diputados y 2 senadores no votarán el texto como está. También Busti reclama cambios. Los K admiten que el escenario es "indefinido"
El escenario controvertido que diputados y senadores preveían para el debate del proyecto de ley de Servicios de Comunicaciones Audiovisuales comienza a delinearse en el Congreso. Y quienes bocetan ese dibujo son algunos de los gobernadores y líderes provinciales del peronismo que mantienen una relación más bien distante del kirchnerismo; y que tienen capacidad de daño en ambas Cámaras. Por eso, la conducción de la bancada oficialista en Diputados comenzó a trabajar para garantizarse el apoyo a la iniciativa y se mostró dispuesta a cambiar "lo que se pueda cambiar" para conseguirlo.

El chubutense Mario Das Neves ya advirtió que los dos senadores (Marcelo Guinle y Silvia Giusti) y los cinco diputados (Rosa Chiquichano, Eva García de Moreno, Nancy González, Manuel Morejón y Juan Pais) que le responden –y que hasta aquí acompañaron al oficialismo– no votarán el proyecto "así como está". Para el gobernador, el punto más problemático de la iniciativa es el que dispone que un tercio del espacio mediático quede en manos de ONG’s. Cree que el kirchnerismo utilizará ese eufemismo para disfrazar la entrega de medios a "amigos del poder". De todas formas, cerca suyo dejaron la puerta abierta para apoyar el texto si hay cambios.

En Entre Ríos, el ex gobernador y actual presidente de la Legislatura provincial, Jorge Busti, también tuvo ayer consideraciones negativas hacia el proyecto. En su entorno aseguraron a El Cronista que aún no decidió qué harán los tres diputados que le responden en el recinto (su esposa, María Cremer; Gustavo Zavallo y María de los Ángeles Petit). Para Busti, el principal problema también gira en torno de la entrega de licencias. Además, el entrerriano es de los que considera que el debate debería darlo el nuevo Congreso.

Atento a los escenarios de quiebre que se van perfilando, el conductor del bloque en la Cámara baja, Agustín Rossi, ya trabaja para tener el número que le permita sancionar el proyecto. Como sucedió en debates anteriores, está dispuesto a analizar cambios "con todos los que quieran votar la ley" y cambiar "lo que se pueda cambiar", según indicaron voceros del bloque a este diario.

Mañana, los presidentes de las tres comisiones por las que pasará el proyecto –Comunicación; Libertad de Expresión y Presupuesto– y la primera línea K se reunirán con el interventor del Comfer e ideólogo del texto, Gabriel Mariotto. Allí definirán la fecha en que la Cámara iniciará oficialmente el tratamiento, que sería el jueves.

Hasta entonces, el escenario permanecerá como ahora. "Muy indefinido", según describieron en el bloque K.

Comentá la nota