Ley de Radiodifusión: duras críticas políticas, sindicales y empresarias

Coinciden en que el proyecto oficial afecta la libertad de prensa y es "desacertado".
En medio de un clima de preocupación, operadores de televisión por cable de todo el país criticaron enérgicamente ayer el proyecto de Ley de Radiodifusión que impulsa el Gobierno, al que consideraron "desacertado", porque "no favorece la pluralidad de voces y desconoce que la TV por cable ha sido una industria de inversión a riesgo y competencia". Diputados de la oposición y ex funcionarios dijeron que atenta contra la libertad de prensa.

El gobernador bonaerense Daniel Scioli pidió "un diálogo profundo y no tomar decisiones apresuradas" al inaugurar el IV Encuentro Internacional de Banda Ancha y Cablemodem, organizado por la Industria de Televisión por Cable, que empezó ayer en Mar del Plata. Las autoridades del sector aprovecharon para expresar sus principales temores: que la nueva ley "favorezca a las empresas telefónicas y perjudique a las Pymes", que son más de 700. Asisten unos 300 cableoperadores.

El presidente de la Asociación Argentina de Televisión por cable (ATVC), Walter Burzaco, definió el humor de los operadores: "El cable se encuentra hoy ante la peor amenaza a su viabilidad en sus más de 40 años de existencia". Burzaco entiende que lo que no hicieron las crisis con aspecto de terminales como la de 2001 "parece posible en virtud de una visión cuanto menos apresurada y desacertada". Ahora -agregó- "pretenden telefonizar la comunicación dándole más derecho y posibilidad de monopolio a las mismas empresas que no cumplieron con el objetivo de teledensidad y digitalización, a las mismas que niegan la interconexión y asfixian a cualquier intento independiente".

La iniciativa oficial fue criticada por el titular del Sindicato Argentino de Televisión, Horacio Arreceygor, para quien el proyecto del kirchnerismo significa "la paradoja de querer desmonopolizar una industria que no es monopólica, y le abren la puerta a las telefónicas, que claramente lo son".

El encuentro propone "la regulación de las asimetrías para el desarrollo nacional". Y hubo mesas en las que se debatieron la inserción de los medios electrónicos, la TV por cable como herramienta de pluralidad (allí debatieron la diputada Norma Morandini y el ex jefe de gobierno porteño Jorge Telerman) y "La modificación de los marcos regulatorios: amenaza hacia una industria desarrollada". Las voces de los diputados Daniel Katz, Silvana Giudici y Federico Pinedo, del ex Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, y del ex interventor del COMFER, Julio Bárbaro, alertaron sobre "gruesos errores" en la redacción de la ley propuesta y "amenazas a la libertad de prensa".

"Es un híbrido", sostuvo Mondino, y se quejó: "No puedo menos que recordar que he sido testigo de cómo este Gobierno ha desarmado y quitado atribuciones a todos los organismo de control, en consecuencia cuando veo que para controlar el mercado audiovisual se crean nada menos que cinco organismos de control sospecho que hay algo muy raro".

En la misma mesa, Pinedo concluyó en que la ley de Radiodifusión tiene "aspectos vergonzosos" (por ejemplo, sostuvo, establecer cuáles son los derechos de los prestatarios, y la atribución del Poder Ejecutivo de otorgar y dar caducidad a los permisos, entre otros puntos). Julio Bárbaro reclamó que "la política y la industria contribuyan a una ley en conjunto", porque "es absurdo que la ley no contemple la opinión de lo privado". La diputada Silvana Giudici cerró su intervención respondiéndole al Ministro del Interior Florencio Randazzo, quien había dicho que "este Gobierno es el que más permitió la libertad de prensa". Replicó: "Si piensan que la permiten, también piensan que pueden prohibirla".

Comentá la nota