EL RADICALISMO Y EL SOCIALISMO DECIDIERON AVANZAR EN LA CONFORMACION DE UN ESPACIO POLITICO UNIFICADO

Con la mirada puesta en los comicios de renovación de legisladores nacionales de octubre de este año y las presidenciales del 2011, las conducciones del Partido Socialista y de la Unión Cívica Radical se reunieron en un hotel céntrico a fin de dejar sentadas las bases de un “frente programático para recuperar la provincia”, tal como definieron en el documento que sintetizó el encuentro
El socialista Lisandro Viale aseveró en diálogo con APF: “Es el primer alarido de un parto que llevó su tiempo” • En tanto, el radical Carlos Cecco sostuvo que se busca “una oposición fuerte, programática” • Quedó en el aire el cuestionamiento sobre el rol que tendrá el ruralista Alfredo De Ángeli en los comicios venideros.

Ambas fuerzas ratificaron esta tarde en el salón español del Hotel Paraná su vocación de oposición a las políticas provinciales y nacionales y se comprometieron a impulsar la creación de un “frente electoral sustentado en coincidencias ideológicas y compromisos programáticos perdurables, bajo la consigna de recuperar la República”, sintetiza el escrito rubricado al término del cónclave y distribuido a la prensa.

“Es el inicio de las conversaciones en la necesidad de avanzar en la conformación de un frente para llevar a cabo una oposición fuerte, programática, no mirando sólo la elección sino para lograr la transformación, con un proyecto a largo plazo, de la provincia”, definió en diálogo con esta Agencia el presidente del radicalismo provincial, Carlos Cecco.

En tanto, el titular del socialismo entrerriano Lisandro Viale consignó: “Hoy es un día con una buena noticia para Entre Ríos. La ciudadanía estaba esperando una señal clara de este espacio político” para la conformación “de un frente de oposición al gobierno nacional y provincial, que tiene como actores centrales al socialismo, al radicalismo y a la Coalición Cívica”.

A renglón seguido, repitió su idea de ampliar las conversaciones tanto con la mesa de enlace que conforman las entidades rurales y la CTA, así como todos los que creen que Entre Ríos “tiene que comenzar a transitar un nuevo tiempo, diferenciado de un oficialismo hegemónico, que muestra las dos caras de una misma moneda, como son (Jorge) Busti y (el gobernador Sergio) Urribarri que de acuerdos a las necesidades están juntos o separados”.

Cecco rescató como uno de los puntos centrales de acuerdo la confianza mutua entre las fuerzas. “Tiene que ser un proyecto programático. Hay que ser progresista y trabajar en todos los estamentos de la provincia”.

• Fantasmas del pasado

Viale definió el encuentro como “el primer alarido de un parto que llevó su tiempo, de un proceso de trabajo conjunto que tuvo muchos desencuentros y experiencias de aprendizaje para no repetir experiencias del pasado. Debemos superar esas instancias, como las de los años ’90 o la reciente experiencia de la Concertación Entrerriana. Debemos pensar que en Entre Ríos no hay 2011 sin 2009”.

El dirigente radical confesó que la intención es que de la iniciativa actual no sea igual a la que se forjó entre el Frepaso y la UCR en 1997 y que derivó en el fracaso del gobierno de Fernando de la Rúa y en la ruptura del bloque legislativo en Entre Ríos. “No la queremos repetir. Es una experiencia que hemos conversado profundamente y no le tenemos miedo. Sabemos que el oficialismo va a querer reeditar esa situación para opacar esto que está sucediendo”, sentenció. Luego, adelantó que este avance en el diálogo tendrá que ser evaluado por el Congreso partidario, que se reúne el 14 de marzo, y también por la cúpula del socialismo, que también tiene previsto un encuentro en los próximos días.

• Limitaciones

Viale, en tanto, remarcó que los límites a la posibilidad de ampliar el acuerdo a otros grupos es “el programa. Insistimos en los ejes y pautas sobre los cuales los socialistas planteamos desde el 28 de octubre de 2007 la necesidad de conformar en Entre Ríos un frente programático desde la izquierda hacia el centro, que tenga que ver con la transparencia, de redistribución de la riqueza y jerarquizar la producción y el trabajo. No todo el mundo está dispuesto a un concepto como este”.

“Con la Coalición tenemos un proceso electoral de 2007 muy positivo y haber transitado la Convención Constituyente con mucho éxito. A partir de ahí, cada partido tiene su autonomía para poder tener diálogo con quien crea conveniente”, deslizó. En el trasfondo, estaba la reunión que a fines de la semana pasada mantuvo la CC con el Pro, y la intención del menemismo residual, que encarna entre otros Héctor Maya, de unirse con la fuerza de Mauricio Macri.

Por eso, enfatizó: “Creemos que a la vista de la ciudadanía entrerriana hay determinados nombres que ya no son presentables”. Sin embargo, no alargó esta frontera hacia ex – hombres de gobierno del radicalismo. “No hacemos exclusiones y tenemos un profundo respeto por lo institucional. En la reunión de hoy no estamos hablando con un grupo radical, sino con el partido, más allá de los nombres propios que formen parte (del centenario partido) en un determinado gobierno. Cada uno debe resolver hacia adentro de la mejor forma posible”.

“No estamos para trabajar para un frente del ‘no’, sino del ‘sí’, propositivo y alternativo, pero con claros ejes de trabajo que no sea una coyuntura para 2009. Las elecciones legislativas de este año deberán ser, pues, “un mojón para un gobierno provincial (de la entente socialista – radical) en 2011”, concluyó.

• La variable De Ángeli

Viale no quiso entrar a barajar candidaturas, pese a que antes de que termine el encuentro, la ex – convencional Alba Allende de López reclamó a los dirigentes reunidos que se pida al dirigente ruralista Alfredo De Ángeli una definición sobre si será o no candidato en los comicios de octubre. Antes de que comience la conferencia, Allende de López dijo a esta Agencia que no se conformó con las explicaciones que recibió y que aún mantiene la duda sobre qué rol jugará el referente de la Federación Agraria.

Las elecciones son hasta ahora “un tiempo lejano. Tenemos que comenzar por el principio que es generar un espacio de confianza y programático”, sostuvo el presidente del socialismo. Sin mencionarlo a De Ángeli, afirmó: “Hay nombres valiosos en el sector agropecuario, que es un actor importante, pero también creemos que la CTA tiene que jugar un papel relevante en el armado de este espacio. Después, cada sector dará los mejores nombres para confluir en un programa común. Si hacemos al revés, cometeremos los errores del pasado y el socialismo no está dispuesto a dilapidar una nueva oportunidad política del espacio de centro – izquierda en Entre Ríos”.

• El documento

Dentro de las líneas centrales del escrito preparado en conjunto, se destaca la definición sobre dos grandes capitales que tienen las fuerzas: “una institucionalidad perfectible, pero muy sólida” y “una identidad profundamente arraigada que se ha concretado en la obra de varias generaciones de militantes”. “Es sobre estas trayectorias que debemos proyectar las transformaciones necesarias para presentar a la ciudadanía un proyecto sólido, superador de la realidad y con mirada de futuro”, agrega el documento.

• Presencias

Dentro de la veintena de dirigentes que se dieron cita en el hotel céntrico, se destacaban por el radicalismo, además del ya mencionado Cecco, el vicepresidente de la fuerza, Miguel Ángel Rettore; el presidente del foro de intendentes radicales, Ricardo Troncoso; el diputado nacional Sergio Varisco; los diputados provinciales Oscar Cardozo y José Artusi; la ex – convencional Griselda De Paoli; Sergio Solari; Eugenio Delladona y Bruno Frizzo.

Del socialismo se destacaban el ex – concejal paranaense Mauricio Haddad, el dirigente juvenil Juan Alzamendi y el ex – candidato a vicegobernador Eduardo Solari. (APF.Digital)

Comentá la nota