El radicalismo sale a enfrentar a García

Símbolo del enfrentamiento fue la toma de posesión de dirigentes encumbrados de la UCR del Comité de distrito, abandonado por la gestión del jefe comunal, tras su alejamiento forzado del partido que lo llevó a la intendencia.
El acto, encabezado por ex funcionarios de la era radical de la administración comunal, en abierta oposición al acuerdo con el oficialismo nacional dejó entrever el enojo de un numeroso sector que le entregó el poder con los votos del radicalismo, para que lo entregue al peronismo, lectura que motivó la expulsión de Enrique García de la Unión Cívica Radical, junto con varios de sus colaterales en el oficialismo bajo el mote de “radicales K”.

El dirigente provincial Dr. Alvarez Guerrero; El ex presidente del HCD Ricardo Ortiz, el empresario boina blanca Justo; el ex Secretario del gobierno y productor agrícolo ganadero Osvaldo Simiele; fueron algunos de los que participaron de la apertura del Comité de Distrito “la apertura de la casa radical es un símbolo. La apertura es a todos los vecinos y a los dirigentes que fueron alejados del radicalismo por ambiciones personales y mezquinas de poder.” Aseguraron en un clima de revancha al tomar posesión del deteriorado edificio partidario de la calle Ricardo Gutiérrez.

“Nos vamos a hacer cargo de devolver a los radicales su casa, y a los vecinos su gobierno” en alusión a un acuerdo que entregó parte de la administración comunal a dirigentes extrapartidarios a cambio de acuerdos que poco o nada tienen que ver con la histórica posesión partidaria de la UCR del distrito fuertemente influenciado por la Capital Federal.

“No podemos esperar que todo cambie ni resignarnos” aseguran desde el comité “debemos promover el cambio, recuperar para los vecinos la calidad de vida y de gestión que diferenció a Vicente López del resto de los distritos del conurbano. Tenemos que volver a identificarnos con nuestro socio natural, San Isidro, y con nuestra comunidad.”

Los dirigentes aseguraron que “es necesario hacer reformas en el edificio que abandonaron al igual que al partido, sus ideales y su proyecto político” para lo cual prometen aportar en lo económico y en lo personal su “trabajo”, aseguran los radicales de Vicente López.

“no sólo abrimos el Comité para recuperar un símbolo de la UCR, lo hacemos con la firme convicción de, con humildad, poner a disposición de nuestros vecinos y afiliados, estén en el partido que se encuentren un espacio símbolo de permanencia en el tiempo, mas allá de las prácticas personalistas, que convirtieron al municipio en un coto de un grupo, que marginó a hombres y mujeres con compromiso e identidad vicentelopence.”

En diálogo con InfoBAN, único medio presente en la junta chica de la UCR, Justo aseguró que “en 15 días abriremos nuestras puertas a la gente que quiera acompañar este trabajo de juntar voluntades y recuperar Vicente López para los vecinos. Queremos que se terminen los rumores que ensuciaron nuestro municipio, convirtiéndolo en protagonista de la información más por sus escándalos políticos que por sus innumerables virtudes.”

El enojo es evidente y no lo ocultan “hay usurpadores en el gobierno” que utilizan el escudo de la UCR, en un juego de una administración mas propensa a garantizar su continuidad y acordar fueros, que en mantener la calidad de vida que diferenció a Vicente López del resto de los distritos.

“No volvemos por que nunca nos fuimos del radicalismo, simplemente vamos, con humildad a tratar de recuperar para los vecinos su soberanía sobre el municipio.” Insinuó Ricardo Ortiz, que ya enfrentó García en las urnas en la peor crisis del radicalismo, y con un electorado disperso.

En un claro acercamiento a las fuentes, los dirigentes de la UCR de Vicente López prometen devolver con hechos el gobierno municipal a los vecinos. Sin estridencias, entre sandwiches y gaseosas, con una agenda abierta y cerca del ARI, la Coalición Cívica y el Cobismo, aseguran “el que se alejó fue García. Se llevó varios concejales y arregló con la oposición, nosotros no.”

Comentá la nota