El radicalismo reclama protagonismo.

El radicalismo reclama protagonismo.
En la UCR quieren más y mejores lugares en las listas electorales; en la Coalición Cívica rechazan modificar los acuerdos alcanzados.
Convencidos de que la ola de simpatía y respeto popular generada por la imagen y el recuerdo del fallecido Raúl Alfonsín en estos días terminará volcando la balanza en su favor, dirigentes del radicalismo ya piensan en negociar, desde una posición de mayor fortaleza, la composición de las listas de candidatos con sus socios de la Coalición Cívica, que conduce Elisa Carrió.

"Es un momento importante para nosotros y hay que aprovecharlo", sostienen por lo bajo distintos representantes del partido, mientras desde la CC confían en que el "rebrote alfonsinista" (como lo definen los propios radicales) terminará por disiparse y habrá un acuerdo entre ambas fuerzas para enfrentar juntos al kirchnerismo.

En la provincia de Buenos Aires y en la Capital, los dos principales distritos del país, el radicalismo ya trabaja para ubicar a sus candidatos en una mejor posición que la que tenían antes del martes último, cuando el ex presidente falleció en su departamento de Barrio Norte.

En territorio bonaerense, los radicales decidieron ayer que Ricardo Alfonsín será su primer candidato a diputado. De hecho, el diputado Pedro Azcoiti, que iba a ser su contendiente y que contaba con el apoyo de los alfonsinistas Leopoldo Moreau y Federico Storani, declinó ayer participar de la contienda para apoyar al hijo del ex presidente.

Claro que su lugar en la lista surgirá de una reunión de la cúpula de la UCR con la Coalición Cívica, y en especial con la radical rebelde Margarita Stolbizer. Previendo el embate, Stolbizer habló ayer en duros términos de varios de sus ex correligionarios. "Algunos están especulando con que la muerte del doctor Raúl Alfonsín reposicione al radicalismo, y eso me parece lamentable", aseguró Stolbizer a LA NACION antes de iniciar una recorrida por La Matanza. La estocada para Moreau y Storani fue más que evidente.

Cerca de la candidata de la CC están preocupados, pero creen que se trata de un nubarrón pasajero. "La situación cambió: ellos van a avanzar y vamos a tener que resistir. Pero los que vamos a capitalizar esta ola somos todos los que militamos en este espacio", afirmaron desde el armado de la coalición bonaerense.

Sin plegarse a la embestida, el titular del Comité Nacional, Gerardo Morales, aclaró ayer que si bien la idea de que Alfonsín encabece las listas "siempre estuvo en mente", no habrá presión alguna sobre Stolbizer para que ceda lugares en las listas.

Ayer, Stolbizer insistió en la necesidad de "una lista de candidatos plural y lo más abierta posible". Se refería, además de a la UCR, a los postulantes que aportarán ARI, el GEN, un representante del ruralismo y algún militante de movimientos sociales, como Juan Carlos Alderete. "No es que no querramos a Ricardo Alfonsín, no hay problemas con él. Pero si hacemos una lista sólo con radicales no vamos a poder dar pelea", afirmó Stolbizer a sus colaboradores de confianza por estos días.

Condicionamientos

El titular de la UCR bonaerense, Daniel Salvador, afirmó que las movilizaciones y muestras de apoyo de esta semana "revitalizaron" al partido y condicionó los acuerdos con Carrió y Stolbizer. "El diálogo ya tiene una base de coincidencias ideológicas, aunque la lista que represente a este espacio no puede dejar de tener a un representante de la UCR en el primer o segundo lugar de lista", afirmó el dirigente bonaerense. Le contestaba a Stolbizer, que ayer aclaró que "nunca estuvo arreglado" que Alfonsín fuera el segundo de la lista de postulantes. El propio Alfonsín se mostró conciliador y afirmó a última hora a LA NACION: "Lo más importante es construir la coalición, y eso no queda subordinado a obtener el primer lugar en la lista". Tanto Stolbizer como Salvador coincidieron en reservar lugares en las boletas de candidatos para representantes del vicepresidente Julio Cobos.

En la ciudad de Buenos Aires, la influencia del rebrote de simpatía por el radicalismo no amenaza la unidad del espacio común, aunque las tensiones existen. "La decisión de Lilita de no encabezar la lista complica las cosas", se lamentaba ayer un experimentado dirigente del radicalismo porteño. Según ese razonamiento, el economista Alfonso Prat-Gay "no se ajusta" al perfil que cree haber recuperado el radicalismo porteño.

Desde la CC, el diputado Fernando Sánchez sostuvo: "El esquema pensado y consensuado con la UCR es razonable. Y no creo que ellos pidan más". Carrió prefirió no opinar sobre el asunto, aunque dejó trascender a sus colaboradores que "no utilizará la muerte de Alfonsín para ningún tipo de especulación". Sánchez agregó: "No hay que olvidar que solos sacamos cinco millones de votos en 2007. Carrió piensa también en 2011".

La aparición de Cobos es, para muchos radicales, la opción inmediata para transformar las muestras de afecto de estos días en una opción real de poder para ese año.

La Presidenta visita a la familia Alfonsín

* Cerca del mediodía, la presidenta Cristina Kirchner visitará a la familia de Raúl Alfonsín para presentarle sus condolencias por la muerte del ex presidente. El encuentro tendrá lugar en el departamento del líder radical, en la avenida Santa Fe al 1600, donde el martes último falleció Alfonsín, y donde sigue viviendo su viuda, María Lorenza Barreneche. Dado su frágil estado de salud, allegados a los Alfonsín no estaban seguros sobre si ella participaría de la reunión, pero sí lo harán los hijos del ex presidente, que ayer ultimaban con la Casa Rosada los detalles de la visita.

Comentá la nota