El radicalismo reclama cargos en los órganos de control

El radicalismo reclama cargos en los órganos de control
Los diputados electos Julio Martínez y Guillermo Galván advirtieron que el gobierno deberá designar a representantes del radicalismo en los órganos de control del Estado, como el Tribunal de Cuentas y el Eucop, porque tras los comicios pasó a ser el principal partido opositor. Además, cuestionaron la situación en el Tribunal de Cuentas capitalino.
La Unión Cívica Radical parece decidida a recuperar toda las energías dentro del rol de principal partido opositor y, en esa dirección, en poco mas de una semana desde que realizó un excelente desempeño electoral, ya puso su sello en varias cuestiones políticas e institucionales.

Por caso, presionó al gobierno para que se declare la emergencia sanitaria por el avance de enfermedades respiratorias y gripe A, propuso el pase de los empleados estatales contratados a planta permanente, avaló el nacimiento de un nuevo sindicato de educadores de nivel medio y superior y, además, reclamó enérgicamente que el gobierno le haga lugar en los organismos de control de las finanzas y las privatizadas.

En ese sentido, los diputados electos Julio Martínez (nacional) y Guillermo Galván (Capital) pidieron que el Ejecutivo asigne a la oposición los cargos que la Constitución provincial destina para tal fin en el Tribunal de Cuentas de la provincia, en el Tribunal de Cuentas municipal y en el Ente Único de Control de las Privatizaciones, Eucop.

En cuanto al órgano de control de la comuna capitalina, trascendió que el Concejo Deliberante estuvo a punto de designar este miércoles al reemplazante de uno de sus miembros con mandato vencido, el contador Riboldi. Pero finalmente la decisión no se tomó, porque los legisladores radicales reclamaron airadamente el cargo para su partido.

Además, en conferencia de prensa, Martínez y Galván pidieron al gobierno que ‘deje de crearle cargos a los dirigentes del oficialismo que perdieron las elecciones’ del pasado 28 de junio.

El reclamo de la UCR abre serias discusiones políticas y técnicas dentro y fuera del oficialismo, porque algunos consideran que el radicalismo recién se convertirá en el principal partido opositor a partir del 10 de diciembre, cuando asuman los legisladores electos en junio. Y que recién a partir de allí podrá reclamar cargos en los organismos de control.

Comentá la nota