El radicalismo piensa en el 2011 y se acentúa la interna

Benedetti, Cusinato y Varisco festejaron con Morales y Alfonsín en Larroque. A Vera, Rogel y Kirpach no los invitaron.
El radicalismo entrerriano realizó ayer dos encuentros: uno en Larroque y otro en Rincón del Doll, que comienzan a configurar los alineamientos de la disputa interna para 2011. Lo paradójico es que ambas reuniones eran para celebrar el triunfo electoral, que tuvo en la unidad una de sus claves.

Por un lado, el sector que tiene como principal referente al diputado nacional electo Atilio Benedetti, se reunió en Larroque, el pueblo del cual es oriundo el hombre "que le devolvió el triunfo a los radicales", como gustan decir sus amigos.

El encuentro se desarrolló en un galpón del ferrocarril y según informaron los organizadores, concurrieron 1.500 personas. Allí se hicieron presentes el presidente del Comité Nacional de la UCR, Gerardo Morales, y los diputados nacionales electos Ricardo Gil Lavedra y Ricardo Alfonsín, y el dirigente cordobés Mario Negri.

También estuvieron los compañeros de lista de Benedetti, también diputados electos, Hilma Ré y Jorge Chemes; además del presidente del Comité Provincial, Carlos Cecco, y los diputados nacionales Sergio Varisco y Gustavo Cusinato.

"Estamos preparándonos para gobernar no sólo la provincia de Entre Ríos, sino el país", indicó Alfonsín. La referencia era clara, a su lado estaba el dirigente en quien ya muchos piensan como candidato a la Gobernación.

A varios kilómetros de allí, en Rincón del Doll (Departamento Victoria) se producía otro encuentro con la presencia de los tres dirigentes que disputaron con Benedetti la elección interna para diputado nacional: Fabián Rogel, Luis Kirpach y Marcelo Monfort. Además, otro que suena con aspiraciones: el senador nacional Arturo Vera. La característica en común de esos dirigentes es que no los habían invitado al festejo de Benedetti.

A diferencia de los reunidos en Larroque, los de Rincón del Doll difundieron una crónica de su almuerzo de festejo. Allí el presidente del congreso partidario, Kirpach, describió "los padecimientos de los productores y del conjunto de la sociedad entrerriana" y exhortó: "Debemos pensar no sólo en nosotros, sino en las generaciones futuras".

El ex intendente de Villa Elisa, Marcelo Monfort describió cómo los gobiernos provinciales "se han convertido en meros gerentes del gobierno nacional".

El presidente del Comité Capital, Fabián Rogel, marcó la cancha en términos políticos. Dijo: "Creer que todos los que nos votaron son radicales, que esto significa la recuperación definitiva del partido, o que el triunfo de 2011 está a la vuelta de la esquina puede constituir un gran error, pero siempre es bueno para comenzar la marcha, hacerlo desde un triunfo".

El cierre estuvo a cargo de Vera, quien fustigó "a los que viven descalificando a la política, a los que dicen que son todos iguales, son los mismos que quieren que haya candidatos sin partidos", indicó, en lo que también pareció una referencia a los reunidos en Larroque.

¿Ya empezó la interna?

Los llamados telefónicos que cruzaron anoche los senadores nacionales Gerardo Morales y Ernesto Sanz con algunos dirigentes radicales del grupo Rincón del Doll intentaron apaciguar lo que a todas luces aparece como una interna madrugadora; dan cuenta del estado deliberativo del radicalismo entrerriano, más allá de que el detonador haya sido la invitación a una comilona.

Si la intención del grupo de Benedetti al excluir de la convocatoria de Larroque a sus ex competidores fue acelerar la interna, sorprendió a varios.

La situación es de por sí sorpresiva, ya que ante la invitación de Benedetti, Rogel, Vera y Kirpach deberían haber concurrido y sumarse al comité de aplausos sin dudarlo, especialmente por la presencia de las autoridades partidarias nacionales. Tampoco se esperaba que fuera Benedetti el que hiciera este movimiento de piezas, porque adelanta una situación que a él no lo beneficia, ya que todavía goza de las mieles del triunfo de junio.

De asado en asado. Hace tres semanas los radicales se reunieron a festejar en Rincón del Nogoyá y allí se informó del almuerzo de ayer en Rincón del Doll. Benedetti estaba presente.

A principios de la semana pasada, cuando chequearon los invitados, se encontraron con que algunos podían ir (Vera, Rogel y sus amigos) mientras que los allegados a Benedetti no, porque irían a Larroque.

Nadie sabe el motivo por el que se excluyó a algunos, pero sí se escucharon numerosos comentarios en Rincón del Doll, en referencia al internismo promovido por el diputado nacional electo.

Ley de Medios: Morales criticó los "caprichos"

El presidente de la UCR nacional no desaprovechó la convocatoria de Larroque para referirse a la ley de medios que impulsa el kirchnerismo en el Congreso.

"Si el capricho del Gobierno impide cambios en la Ley de Medios, el kirchnerismo desnudará su verdadera intención de controlar los medios", advirtió Gerardo Morales, y agregó: "Lejos de democratizar la comunicación, si no se hacen cambios, la nueva ley será más control y promoción del pensamiento único del poder de turno".

El jujeño destacó que "en la Ley de Medios Audiovisuales se deben fortalecer los medios públicos como medios del Estado, no del Gobierno (...) Los Kirchner creen que todo lo público les pertenece", apuntó en referencia especialmente a la programación de Canal 7.

Morales señaló que "tiene que haber cambios para conseguir una ley verdaderamente democrática que promueva derechos y no atente contra la seguridad jurídica, el proyecto debe modificarse".

Comentá la nota