El radicalismo lleva mañana a la Justicia la "borocotización" de Colombi

El radicalismo lleva mañana a la Justicia la "borocotización" de Colombi
La UCR sigue sin tragar la foto Colombi-Néstor. Además de someter al correntino a un tribunal de ética, pedirá que se investigue si fue víctima de un "apriete" para que diera su apoyo a los Kirchner a cambio de ayuda oficial.
La UCR sigue sin tragar la foto de Néstor Kirchner y Ricardo Colombi, un encuentro en Olivos que terminó con el apoyo del gobernador electo correntino al matrimonio presidencial de cara al 2011. Se supone que a cambio de una generosa ayuda oficial para pagar sueldos y financiar obra pública, que ya comenzó a llegar a la provincia. Mientras decide si juzga a Colombi en un tribunal de ética partidario, el radicalismo irá a la Justicia para que investigue si el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, obligó al mandatio electo a reunirse con el ex presidente para destrabar la relación institucional entre Corrientes y la Nación.

Con el texto que presentarán este martes, el radicalismo pedirá que se investigue a Aníbal F. por la "la posible comisión del delito coacción", ya que "el Ministro habría impulsado al gobernador electo de Corrientes a reunirse con Néstor Kirchner para conseguir que los ministros del Poder Ejecutivo atiendan las necesidades de su Provincia", según un comunicado de prensa de ese partido.

La primera lectura que habían hecho en el centenario partido al ver la polémica foto de Colombi con Kirchner, y la posterior declaración de apoyo político del correntino a una hipotética candidatura del patagónico en 2011, fue crucificarlo. Salieron a pedirle que rectifique su posición, algo que hasta ahora no hizo en forma clara y directa.

Sin embargo, la visión ahora cambió. Según el titular de la UCR, Gerardo Morales, por los "amenazantes dichos" del jefe de Gabinete Colombi "se habría visto forzado a asistir a la residencia de Olivos para entrevistarse con Néstor Kirchner".

Efectivamente, luego de ese encuentro en la Quinta de Olivos al mandatario correntino se le abrieron todas las puertas de la Rosada: lo recibió el ministro de Planificación, Julio De Vido; el de Economía, Amado Boudou; y hasta la mismísima presidenta Cristina Kirchner. La hipótesis, al menos con las pruebas que deja la realidad, parece encaminada.

La denuncia radical surge de la columna de Joaquín Morales Solá en La Nación. Allí daba cuenta del apriete de Aníbal para, antes de esperar contacto con el gabinete nacional, pedirle permiso a Néstor Kirchner. Los efectos políticos del encuentro fueron más que complicados para Colombi.

El delito de coacción tipificado en el Código Penal, al igual que el de amenazas, se refiere a un "atentado contra la libertad individual", que "pueden ejecutarse mediante la palabra, por escrito o cualquier otro medio significativo" y se "consuma con la recepción de la amenaza por el ofendido".

Morales, a su vez, convocó a la mesa directiva del Partido para una reunión el próximo miércoles en la sede de Alsina para abordar en profundidad la situación del gobernador electo de Corrientes.

Comentá la nota