El radicalismo va a la Justicia por presuntas irregularidades cometidas en la Agencia Comodoro Conocimiento

El Concejo Deliberante protagonizó ayer una típica sesión en la que, ante la falta de grandes temas a tratar, se destaca casi en exclusividad la hora de preferencias, en la que los concejales intercambiaron distintas miradas sobre la marcha del Ejecutivo municipal, el tema de la inseguridad, y fijaron posturas sobre la propuesta del gobernador Mario Das Neves de integrar algunos dirigentes radicales a puestos de la administración provincial.
En el plano resolutivo, al margen de varios despachos de tierras, los concejales solo aprobaron convenios de trabajo en el Cuerpo Deliberativo y la hermandad entre las ciudades de Comodoro Rivadavia y Galbiate, donde nació el reverendo Padre Juan Corti.

La sesión comenzó cerca de las 14, con la ausencia justificada de la justicialista Cristina Ziebart, y se extendió hasta las 15.30. En ese lapso, los ediles protagonizaron una extensa y por momentos fuerte discusión sobre los distintos puntos mencionados.

Borracer desmiente su vinculación con mesa de dinero

En primera instancia, el concejal radical Gustavo Borracer tomó distancia de una denuncia de algunos medios periodísticos, habló básicamente de uno radial y una página de Internet, en la que se lo pretende vincular a una estafa realizada por una mesa de dinero en la ciudad.

"Se trata de una campaña de difamación, en la que entiendo son responsables algunos funcionarios del Ejecutivo, y que sin dudas surge por las denuncias que estamos haciendo desde la bancada y por el pedido de informes sobre el funcionamiento de la Agencia Comodoro Conocimiento. No nos van a amedrentar, vamos a seguir denunciando lo que creemos que está mal y haciendo las preguntas que correspondan", enfatizó.

Inseguridad y denuncia por Agencia Conocimiento

Posteriormente, el titular del bloque, Jorge Camarda, adelantó que el radicalismo concurrirá a la justicia para denunciar irregularidades en la mencionada Agencia ya que "la lectura del extenso bibliorato que nos dejó Zárate, nos ha agregado dudas, como el libramiento de fondos, de los que tendrán que dar explicaciones el titular de la Agencia, otros secretarios, el viceintendente y el propio intendente", enfatizó.

Camarda también reclamó por mayores medidas de seguridad en la ciudad, para poder posibilitar que "los delincuentes tengan más derechos que los ciudadanos. Está en juego la propia vida, y debe hacerse algo urgente", enfatizó.

El edil ucerreísta, además, lamentó la postura asumida por el intendente Martín Buzzi, en el conflicto con los empleados municipales, que está en conciliación obligatoria y le reprochó especialmente el dictado de una resolución por la cual ordena el descuento de sueldos a los empleados que adhirieron al reciente paro.

El presidente del bloque justicialista, Juan Maldonado, recordó la postura del oficialismo sobre la visita de Zárate al Concejo, defendió la actuación municipal en el conflicto, recordando que todas las determinaciones que se tomen están congeladas por la comentada audiencia de conciliación.

Maldonado, además, cuestionó al radicalismo por "cuestionar siempre" o "ponerse en relator de los hechos", cuando lo correcto sería "aportar para la construcción social, en la que se está trabajando fuertemente" –dijo- desde las gestiones municipal y provincial.

En el debate también intervinieron Luis Zaffaroni y Gustavo Borracer, que intentaron fundamentar las posiciones sobre los temas mencionados, en una hora de preferencias que tuvo muchas citas sobre el futuro día de la lealtad justicialista y las posturas ideológicas de uno y otro partido.

Finalmente, tras nuevas idas y vueltas, los concejales se pusieron a tratar el orden del día que, fuera de programa, incluyó el ingreso formal de los proyectos que los alumnos de las escuelas secundarias presentaron en la sesión especial de hace dos semanas y que, esperemos, corran mejor suerte en comisiones que otros elaborados por los propios ediles, que se terminan perdiendo en los análisis de trabajo y por las distintas posturas que se adoptan a partir de determinada pertenencia política.

"La lealtad es para con el pueblo"

La hora de preferencias de la sesión de ayer comenzó con una evocación, por parte de la concejal justicialista Viviana Navarro, del día de la lealtad, que el próximo sábado celebrará el peronismo.

Tras leer las definiciones de lealtad y de traición, Navarro mencionó que el justicialismo y sus dirigentes solo le deben "lealtad al pueblo por el que se trabaja, y no a nadie en particular".

Si bien la mención no es expresa, por su ubicación en el mapa del peronismo, Navarro pareció haberse referido a los dos actos que se están organizando para el sábado y en particular para el oficial que se realizará en Trelew.

Conviene recordar que la concejal está directamente alineada con Néstor Di Pierro, uno de los referentes del "nuevo espacio peronista" alineado al kircnherismo, en el que también están contenidos Javier Touriñán, Norberto Yauhar, entre otros.

La inseguridad y los jueces

El radicalismo reclamó ayer, en la hora de preferencias de la sesión del Concejo, una urgente solución para "los graves problemas de seguridad" que tiene la ciudad y que "crecen día a día".

"Hoy no se puede estar tranquilo ni en la calle, ni en las casas, ni en los comercios. Lamentablemente parece que los delincuentes tienen más derechos que los ciudadanos, y esto es porque no hay una política de seguridad pertinente", enfatizó Jorge Camarda.

Desde el justicialismo se habló sobre lo que entienden son avances en una materia que no solamente golpea a Comodoro Rivadavia, argumento en el que luego coincidió la provechista Ana María Bonaguro, y le pidió al radicalismo que participe más y elabore propuestas.

Como la mención rodeaba a la ausencia de los radicales en el Consejo Municipal de Seguridad, la UCR contestó que en ese organismo, que no tiene mucha actividad tras la renuncia de Corchuelo Blasco, "más que buscar políticas efectivas se pretende defender a las gestiones", algo que mereció la respuesta del peronista Luis Zaffaroni y del propio Sergio Bohe, quien recordó que en ese Consejo se resolvió que los camioneros no manejen más dinero, algo que el gremio comenzó a aplicar esta semana.

La justicialista Laura Chiguay embistió contra los jueces, tomando como punto de partida el reciente asesinato de un joven en su barrio, el San Martín. "No pueden seguir liberando a los delincuentes que la policía atrapa in fraganti. Tienen todos los elementos y herramientas para proceder de manera tal que los vecinos no se sientan burlados", apuntó.

Camarda recordó que no es la oposición la que tiene "la responsabilidad y obligación de dar esta seguridad" y pidió que en la provincia comience a aplicarse el artículo tercero de la ley de minoridad que permitirá que "sin bajar la edad de imputabilidad" se mejore bastante el nivel de inseguridad.

Sobre desasnar

El clima caliente de la sesión ya parecía haber pasado cuando, para justificar reglamentariamente el ingreso de los proyectos de los alumnos concejales tras el cierre del orden del día, el concejal justicialista Gustavo Reyes encendió la mecha.

El presidente del bloque radical, Jorge Camarda, había objetado el procedimiento propuesto por Luis Zaffaroni, pero claramente destacó que no iba a impedir el ingreso de los proyectos. "Solo quiero aclarar que no es lo correcto, porque en las últimas semanas estuvimos muy reglamentaristas", dijo en alusión a toda la discusión que se generó en torno al pedido de citación de Rubén Zárate.

En ese contexto, cuando ya estaba todo definido, Reyes recordó que el justicialismo podía ingresar el proyecto y "para desasnar" al radicalismo leyó el artículo del reglamento interno que lo posibilitaba.

Camarda reaccionó duramente ante lo que consideró un insulto y planteó una cuestión de privilegio. "Decir desasnar es tratarnos de asnos, de burros. Algo que no somos. Pueden instruirnos, enseñarnos y explicarnos, pero nunca desasnarnos. Exijo una rápida disculpa. No voy a tolerar más que Reyes, que tiene esta costumbre, nos siga ofendiendo", señaló a los gritos y golpeando la banca con uno de sus puños.

La disculpa llegó de inmediato por parte de Reyes, quien aclaró que había utilizado esa terminología sin alusión expresa al asno, sino a partir de su uso común y habitual. "Lejos estoy de pretender ofenderlo", le explicó a Camarda.

Más allá del duro momento y de la palabra fuera de lugar, muchos consideraban que este incidente, en comparación con las frases usadas por Diego Maradona para con algunos periodistas, fue una cosa de niños.

Comentá la nota