El radicalismo fue la gran estrella de los recientes comicios en la provincia

El reverdecer radical tuvo manifestación amplia, en casi todos los rincones de la provincia, el domingo pasado. El cotejo de números efectuado a lo largo de la semana permite resumir que si hubo un gran ganador en la jornada en la que se eligieron concejales y presidentes comunales, ese fue la UCR.
Salvo en Rosario, donde corrieron por cuerda separada y resultaron terceros con Jorge Boasso —también haciendo un buen papel—, en casi el resto de los lugares los candidatos radicales integraron el Frente Progresista y articularon gran parte de los triunfos, empezando por la ciudad de Santa Fe, donde ganaron con el 38 por ciento de los votos.

En los pueblos. El primer dato que surge es que el Frente Progresista gobernará a partir del 10 de diciembre próximo en 154 de las 312 comunas existentes en el interior, tras arrebatarle al PJ, el domingo, el dominio de unas 35. De esas 154, en 115 (el 75 por ciento) habrá presidentes comunales radicales; las restantes serán conducidas por socialistas, demócratas progresistas y, en dos casos, aristas. El Partido Justicialista mantendrá la jefatura en 134 pueblos y dirigentes vecinalistas conducirán los 24 que restan.

En las ciudades. De las 50 municipalidades que renovaban concejales el Frente Progresista ganó en 24. El 75 por ciento de esas victorias (18 ciudades) le correspondió a radicales frentistas. La nómina fue liderada por la ciudad de Santa Fe (el intendente es el radical Mario Barletta), le siguieron Villa Constitución, Reconquista, San Lorenzo, Avellaneda, Casilda, Capitán Bermúdez, Cañada de Gómez, Rufino, Villa Ocampo, Carcarañá, San Cristóbal, San Javier, Villa Cañás, Totoras, Sastre, San Javier y Malabrigo. En cinco ciudades se impusieron listas del Frente encabezadas por socialistas: Rosario (Clara García), Santo Tomé, Pérez, Gálvez, San Jorge y Calchaquí.

En Sunchales, el GEN. Ahora bien, hubo ciudades en las cuales candidatos radicales se presentaron por afuera del Frente Progresista, ya sea como UCR o Frente para el Cambio, y también ganaron. Eso ocurrió en Funes, Ceres, San Genaro (UCR), Esperanza y San Carlos Centro (Frente para el Cambio).

De un total de 326.700 votos que el Frente Progresista obtuvo en las ciudades, 164.900 (el 50 por ciento) fueron de listas encabezadas por radicales; 155.700 los lograron candidatos socialistas (priman allí los de Clara García, 127.000) y 6.027 del GEN.

Dos intendentes. Las siete ciudades en las que se eligieron intendente son gobernadas por el justicialismo. En cinco el PJ consiguió el triunfo, en tanto que en dos fue derrotado por el Frente Progresista. Los dos nuevos intendentes consagrados, que asumirán el 10 de diciembre, serán también dos radicales: Pablo Verdecchia, con el 41 por ciento de los votos, en Armstrong, y Leandro Chamorro, con el 50 por ciento, en Las Toscas.

Comentá la nota