El radicalismo no encontró acuerdo en la Convención y habrá internas el 3 de mayo

La Convención Provincial de la Unión Cívica Radical aprobó la política de alianzas de cara al 28 de junio, pero lo que pudo ser un debate terminó siendo una discusión que protagonizó Adrián Raso con gran parte de los asistentes que colmaron el gimnasio de la Escuela 151.

Los afiliados pidieron que Mario Cimadevilla sea candidato a senador y se alcance la unidad, pero Pedro Peralta ratificó que su precandidatura sigue firme.

No fue una Convención más, ya que por un lado mostró a un radicalismo vivo en cuanto a la necesidad de expresar la realidad de cada localidad y marcar la posición ante el debate sobre las alianzas, pero también enseñó cierto desorden que hasta el propio titular del órgano, Raúl Barneche, pidió la colaboración a las casi 400 personas para mantener el diálogo correcto y en pos de la unidad.

Varias comunas expresaron su rechazo a las alianzas, teniendo en cuenta las experiencias en turnos electorales anteriores, pero también se dejó en claro que cada comité debería definir en base al contaxto local, como se expuso desde Comodoro Rivadavia.

Sin embargo, la mayoría de los convencionales aprobaron que el partido se encamine a establecer conversaciones con sectores políticos partidarios para conformar alianzas. Y debió contar con un intenso discurso del presidente del partido a nivel provincial bajo licencia por su precandidatura a senador, Mario Cimadevilla, quien trató de fundamentar el por qué hacer acuerdos electorales.

Asimismo, apuntó contra el candidato a senador del PJ, Marcelo Guinle, a quien le dijo que el Gobernador «lo esconde», mientras remarcó que el voto debe ser para «controlar» al Gobierno, pero «esta vez tenemos que votar en defensa propia».

El grito de la gente se unió, casi en su totalidad, en favor de Cimadevilla, quien en todo momento recibió apoyo de los militantes, que con banderas y bombos siguieron el debate sobre hacer o no alianzas.

Fue Raúl Barneche quien llamó nuevamente al partido a buscar la unidad, con respeto y diálogo interno, para tratar de reubicar al radicalismo en el escenario provincial y al electorado, pero principalmente, para dejar de lado el internismo.

PERALTA PRESENTE

Pedro Peralta llegó acompañado de compañeros de fórmula, colaboradores y su mujer, con un paso tranquilo rumbo a una Convención que prometía debate, discusión. Según se comentó en el establecimiento escolar, el radatyllense y precandidato a senador fue convocado por los comités del interior de la provincia para tratar de conseguir que baje su postulación a la de diputado nacional, para acompañar a Cimadevilla, pero se mantuvo en su postura.

Peralta fue el eje receptor de críticas y acusaciones por parte de algunos convencionales, quienes utilizaron el espacio para direccionar los cartuchos contra el rival directo del presidente del partido. Por lo cual Barneche debió llamar la atención más de una vez, para no incumplir con el mensaje que se había dado minutos antes en función del diálogo y la búsqueda de la unidad, sin sacar los trapos al sol.

RASO Y EL ENOJO

El comodorense Adrián Raso, también precandidato a senador, reclamó a los gritos la posibilidad de poder expresar su pensamiento, luego de haberse escuchado el apoyo de varios delegados de la Convención hacia Mario Cimadevilla.

El abogado recibió agravios y acusaciones que rondaron entre «mentiroso» y que «a vos te banca Das Neves», por parte de algunos integrantes de la mesa de conducción del partido radical, ya que el precandidato en su discurso planteó que el eje de discusión no debe estar en el Gobernador, sino en la división del partido.

CIMADEVILLA,

EL CANDIDATO

Quedó claro que quienes asistieron a la Convención plantearon mayoritariamente el apoyo a Cimadevilla, pero la sensación para algunos de los precandidatos fue la de un espacio para utilizarlo de pantalla, con el fin de demostrar el acompañamiento.

Es comentario que transitaba entre algunos dirigentes que integran los sectores rivales en la contienda electoral radical, circuló a partir de que la discusión se tornó agresiva, dirigida hacia un Raso que expresó su deseo de trabajar en la reconstitución puertas adentro del partido y sobre el trabajo de la formación dirigencial.

Comentá la nota