El radicalismo y el ConFe están al borde del acuerdo electoral

El radicalismo y el ConFe están al borde del acuerdo electoral
El sector de Iglesias rechaza de lleno la posibilidad de una interna unificada. Sobran especulaciones.
Los vaivenes políticos están más que nunca a la luz en Mendoza. Es que las internas, las alianzas y los candidatos no dejan de mostrar escenarios distintos todos los días, y a cada rato.

La posibilidad de un acuerdo electoral entre la Unión Cívica Radial y el Consenso Federal es casi un hecho, aunque un amplio sector del radicalismo orgánico (cuyo mayor exponente es el ex gobernador Roberto Iglesias) quiera primero definir la situación interna del partido, para recién, a partir de allí, acordar con el cobismo.

Esto no es novedad. Ayer, Ciudadano dio cuenta de esta situación diciendo que el radicalismo aún no define su futuro electoral de cara a las legislativas, que serían en octubre, o en julio, si la Cámara de Senadores de la Nación aprueba el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo.

El interventor del radicalismo mendocino, Carlos Le Donne, y el propio Roberto Iglesias señalaron esta situación ayer y las cosas siguen prácticamente el mismo rumbo: un sector del radicalismo –en el que también estaría el senador nacional Ernesto Sanz– apuesta por el acuerdo y de hecho ya mantuvo reuniones con Cobos y otro prefiere normalizar el radicalismo antes de armar alianzas.

Lo cierto es que pareciera tener más fuerza la voluntad del radicalismo “conciliador” y los rumores que circulan con bastante peso son los que hablan de un acuerdo con el ConFe.

“La decisión mayoritaria es concurrir a las elecciones del 28 de junio (o de octubre) con una lista unificada con el ConFe, esa es la voluntad”, advirtió el ex diputado nacional, Luis Borsani.

Sin embargo, el radical destacó que los posibles acuerdos “están sujetos a cambios”.

“Esto que le estoy diciendo es el pronóstico más acertado, es lo que se va a dar casi seguro”, dijo a este medio Borsani, casi descartando que el ConFe y la UCR vayan a presentar listas distintas.

Por su parte, desde el sector iglesista, el senador Mauricio Suárez dijo que esto “es muy posible”, pero reconoció no estar al tanto de las negociaciones entre el otro sector de su partido y el cobismo porque “nosotros somos los menos anoticiados de todo y no nos consultan nada”.

Por otra parte, Suárez cuestionó duramente las intenciones de esos sectores de querer hacer internas de manera conjunta. “Que alguien me expliqué cómo, de qué manera dos partidos distintos pueden hacer elecciones internas conjuntas, ni ellos saben cómo”, cuestionó el legislador provincial.

Al respecto, desde el radicalismo orgánico amenazan con recurrir a la Justicia si el otro bando radical concreta estos comicios unificados con el cobismo, que serían el 26 de abril. Además, Suárez se preguntó quiénes armarán las listas del ConFe y las de la UCR, “si el radicalismo ahora no está representado por nadie, primero tenemos que definir internamente nosotros quiénes son nuestros representantes”.

Comentá la nota