El radicalismo comenzó a debatir en Esquel antes del diálogo con el Gobierno.

CIMADEVILLA ENCABEZO REUNION CON DIRIGENTES Y AFILIADOS DE LA CORDILLERA

La Unión Cívica Radical dio inicio en la noche de ayer en Esquel al debate puertas adentro para definir cuáles serán los temas que su conducción planteará en el diálogo político al Gobernador el próximo lunes 16 de febrero.

En un salón de eventos ubicado sobre 9 de Julio al 700, el presidente del Comité Provincia, Mario Cimadevilla, acompañado por los diputados Roberto Risso, Marta Raso, Carlos Díaz, la presidenta del Comité Departamental Esquel, Slvia Santiago, y el dirigente Darío Santos, dialogó con autoridades de los comités de distintas localidades de la cordillera, entre los que se encontraban el dirigente local Miguel Berot, los concejales de Esquel, Sergio Sepiurka y Jorge Junyent, y afiliados de la región.

En diálogo con EL CHUBUT, Cimadevilla explicó que en este encuentro, como en el que se realizará una semana después en Trelew, «la intención es receptar opiniones de todas las autoridades de los comités departamentales, concejales, etc., para saber cómo ven ellos la instancia del diálogo político».

«No va a ir a charlar Cimadevilla, va a ir a charlar la Unión Cívica Radical, que es la síntesis de la expresión de todos la que la componen», dijo el presidente, quien sostuvo que la idea «es conversar sobre las distintas posibilidades que se pueden dar el lunes 16. Hay temas que no pueden estar ajenos a cualquier diálogo político. La política no sólo debe servir para confrontar, sino también para construir».

GESTO VALIOSO

Cimadevilla señaló además que «se avecinan épocas difíciles. Tenemos problemas como la seguridad que son muy graves, entre otros, pero no podríamos avanzar hasta tanto no hablemos con el Gobernador, porque realmente no sabemos cuál es su intención, cuáles son sus prioridades».

Y si bien destacó el diálogo como positivo, afirmó que «evidentemente el Gobernador ha dejado de lado la opinión que tenía sobre los radicales. Los ha convocado para charlar temas importantes de la provincia, cuando hasta no hace mucho tiempo éramos todos miserables e inservibles», en alusión a declaraciones a este medio de Hipólito Solari Yrigoyen.

Entonces, «creo que éste es un gesto valioso», agregó, e indicó que el radicalismo «puede hacer su aporte al Gobierno» pero, «veremos hasta dónde el Gobierno se deja llevar».

En otro orden expresó que este diálogo «se convoca en un año electoral» y en la campaña «cada partido expondrá sus posiciones, pero se supone que cuando se convoca al diálogo, se lo hace para aquellos temas que trascienden lo cotidiano o la coyuntura de una elección».

«Ahora veremos qué piensan los afiliados, qué prioridades tienen, cuáles son los problemas que ven en las regiones», concluyó.

Comentá la nota