El Radicalismo cerró su congreso nacional con un llamado a la unidad partidaria

Con la presencia del ex gobernador del Chaco, Ángel Rozas, el jefe de los senadores radicales, Ernesto Sanz y el titular del Comité Nacional, Gerardo Morales, cerró este sábado el Congreso Nacional partidario que se desarrolló durante dos días con más de 500 militantes y dirigentes, según los organizadores, en el Instituto Tecnológico de Puerto Iguazú.
"Promover un cambio de conciencia proactiva basada en la ética de la solidaridad, una militancia inclusiva y transformadora".

"No habrá escenario de un potencial gobierno radical sin un cambio de actitud, como transformación desde el presente en el lugar en que estemos, como ciudadano y como partido y con conciencia práctica", fueron algunas de las conclusiones del partido que encabezó la Alianza de la mano del ex presidente Fernando De la Rúa, quien debió abandonar el poder tras el estallido social que derivó en la crisis generalizada a comienzos de la década.

La titular del comité provincial, María Losada, dijo que "estamos en una de las provincias más rica en términos de recursos naturales, pero de las más pobres en relación con los derechos ciudadanos. En Misiones hay trata de personas, tráfico de niños, pobreza, indigencia y analfabetismo".

"Debemos construir un partido para adelante con valores, ética y solidaridad para prepararlo para gobernar en 2011", apuntó.

"Nos ha tocado llevar adelante una etapa muy dura para defender un partido con doctrina, principios y valores, un partido socialdemócrata. La etapa que viene tiene que ver con seguir resistiendo los embates del gobierno, que parece que no tiene límites, pero profundizando la línea de demostrar a la sociedad que tenemos capacidad de gobernar y exigir al peronismo que tenga la capacidad de dejar gobernar", destacó el titular de la UCR, Gerardo Morales, en el cierre del Congreso.

El jujeño aseguró que el debate es "sobre la cuestión de la universalidad". "El gobierno debe revisar la decisión del gobierno que sigue con políticas focalizadas aún cuando dice que camina sobre la universalización". "En la medida que sigue vigente el clientelismo, hay alguien que elige entre pobres buenos y pobres malos, e incluso solo se vincula con las organizaciones sociales, salteando el sistema de representación", agregó.

En relación a la promoción de cooperativas de trabajo del gobierno "tiene que ver con un sistema de transición a la inclusión de los trabajadores, pero que el gobierno fomenta como política de base pero que tiene a la precarización con obreros que puedan ocupar la calle cuando el poder lo precise". "El gobierno sigue fragmentando y los pobres siguen siendo rehenes del gobierno" apuntó y destacó que "sigue siendo la educación la política inclusiva e igualitaria mas importante".

"Este gobierno es el más unitario y le quita cada año más recursos a las provincias –aseguró-, y encima se garantiza la caja y la necesidad de crédito, con un fuerte sistema de presión sobre los gobernadores." "Si no hay país federal con políticas universales, no se podrá erradicar la pobreza", enfatizó y destacó que "la lucha es por un país federal desde el Congreso, desde la Justicia y desde la UCR porque debemos ser una alternativa de gobierno seria".

Ernesto Sanz aseguró que "el radicalismo está en una nueva etapa. Venimos de la resistencia, como cuando nos parábamos frente a un modelo de poder que estaba enfrente para eliminarnos como fuerza política y exigía de nosotros puro posicionamiento político, a donde estamos hoy en Puerto Iguazú. Hemos empezado la etapa de construcción de propuestas alternativas para un modelo de país".

"El kirchnerismo ha confundido la simbiosis entre Estado y sociedad por otra simbiosis que es desnaturalizando: confundir Estado con gobierno, lo que es el punto central de la diferencia entre un modelo de poder y un modelo de país", destacó. Agregó que "estamos frente al modelo Estado-organizaciones sociales". "Encima –añadió- el gobierno se encuentra frente a un momento del mundo global muy favorable, sin embargo ya no somos ni soja dependientes, sino hemos pasado a ser soja adictos."

"La UCR ha cumplido la etapa de ser el referente de la oposición cuando el modelo de poder necesitó un mano en el pecho. Ahora, necesita ser confrontado. La sociedad exige que se presente un modelo de país diferente", destacó. Dijo que "el Radicalismo esta definiendo su estrategia con ideas y los mejores hombres y mujeres para ofrecer ese modelo de país que la gente reclama". "Los y las radicales estamos hechos para transformar la realidad", apuntó el senador mendocino.

"La lucha contra la pobreza es uno de los derechos humanos fundamentales", enfatizó el chaqueño Rozas quien destacó que "es producto de la aplicación de malas políticas neoliberales". "Hoy vivimos en emergencia permanente actuando como una compensación de la perversidad y aplicación de las políticas impuestas por Duhalde como consecuencia del neoliberalismo de los noventa", agregó y destacó que "luego, la consolidación de la economía argentina, ya con Néstor Kirchner en el gobierno, no se vio reflejado en las condiciones de vida de la gente, porque no hay políticas sociales sino un modelo de dominación, con compra de voluntades y sometimiento, para que la gente pobre juegue al servicio del poder de turno".

"El desafío radical ensamblar políticas sociales y económicas para erradicar la pobreza en el país, sobre la base de la cultura del trabajo y la educación", apuntó.

El diputado Pablo Andersen aseguró que "los radicales tenemos la responsabilidad de encontrar el rumbo para cambiar la realidad de pobreza e indigencia que va en aumento en nuestro país" e hizo un reconocimiento a los senadores nacionales que "defendieron el mercado consignatario de la yerba mate para Misiones, dando la media sanción en la Cámara Alta".

Horacio Spallanzani, diputado electo en Misiones, agregó que "no solo por el nivel de ingresos, sino por la imposibilidad de acceder a derechos fundamentales, debemos pensar y trabajar para erradicar la pobreza como prioridad de nuestro partido".

El diputado electo Ricardo Alfonsín, en un video, acercó también su mensaje. "Tenemos la obligación moral de trabajar para erradicar la pobreza". "El clientelismo es agobiante y debemos enfrentarlo con políticas universales de verdad", apuntó.

Conclusiones del Congreso

• La herramienta necesaria para erradicar la pobreza es la construcción de una democracia sustentable. Es decir, involucrar a los actores en la definición y en las acciones.

• El patrón de acumulación social debe sustentarse en el equilibrio de libertad y equidad.

• Promover un cambio de conciencia proactiva basada en la ética de la solidaridad, una militancia inclusiva y transformadora.

• No habrá escenario de un potencial gobierno radical sin un cambio de actitud, como transformación desde el presente en el lugar en que estemos, como ciudadano y como partido y con conciencia práctica.

• Construir un país solidario y exigir ciudadanía plena.

• Las políticas del Peronismo han fracasado. El neoliberalismo sentó las bases para la baja del empleo. Ahora, el asistencialismo kirchnerista es una fabrica de pobreza e indignidad.

• La pobreza es un problema moral antes que económico, y es una cuestión de todos atacarla desde la instancia nacional.

• Es un verdadero escándalo que millones de niños sin educación, sin agua, sin cloacas y -lo que es peor- sin esperanza. Erradicar la miseria extrema; luchar contra la pobreza y estimular al empleo, es primordial.

• Se debe establecer un férreo control de manejo de fondos de las obras sociales.

• Volver a la cultura del esfuerzo e impulsa la participación, para mejorar la convivencia democrática.

• Los planes asistenciales han sido una herramienta para enfrentar la emergencia, pero el futuro gobierno radical deberá controlar para terminar con la corrupción que es propio del clientelismo, para salir de las políticas focalizadas para promover políticas sociales universales.

Comentá la nota