El radicalismo le advierte a Elisa Carrió que debe "superar la excesiva personalización"

El flamante titular del radicalismo, Ernesto Sanz, le puso hoy límites a Elisa Carrió por las críticas de su socia en el Acuerdo Cívico y Social contra el vicepresidente Julio Cobos, y advirtió que "ningún dirigente, con sus visiones personales, tiene derecho a defraudar las expectativas" del electorado.
"Una de las cosas que la política tiene que superar en la Argentina es la excesiva personalización de los espacios", alertó el senador mendocino y resaltó que si bien Carrió "tiene derecho a tener sus opiniones individuales, el espacio está por encima de sus opiniones individuales".

Sanz salió así al cruce de declaraciones de la líder de la Coalición Cívica-ARI, quien este fin de semana ratificó que el reciente acuerdo entre la UCR orgánica con el cobismo por la conducción partidaria "aleja" a su espacio de una posible alianza electoral con el radicalismo de cara al 2011.

Casi simultáneamente, en sus primeras horas al frente de la cúpula de la UCR, Sanz admitía que le "gustaría" una fórmula presidencial de Cobos con el gobernador socialista de Santa Fe, Hermes Binner.

"Son dos tipos decentes, serios, previsibles y trabajadores", enfatizó el mendocino.

Esta mañana, Sanz fue claro en sus advertencias a Carrió, a raíz de los insistentes cuestionamientos de la dirigente contra Cobos.

"Elisa Carrió, una persona a la cual yo respeto y aprecio enormemente, tiene el derecho de tener sus opiniones individuales, pero el espacio que ocupamos está muy por encima de las opiniones individuales porque es un espacio que nos ha costado mucho, que tiene muchos protagonistas en juego pero, además, que ha generado muchas expectativas en la sociedad", destacó.

Añadió que "la sociedad está requiriendo una alternativa y ningún dirigente tiene derecho, con sus opiniones o sus visiones personales, a defraudar esas expectativas".

Sanz confirmó la decisión de la UCR de seguir en el espacio del Acuerdo Cívico y Social.

"Nosotros tenemos una convicción militante con el Acuerdo y un compromiso institucional que es lo que la sociedad nos exige hacia 2011", subrayó.

Fue ahí cuando expresó que "una de las cosas que la política tiene que superar en la Argentina es la excesiva personalización de los espacios".

"El Acuerdo Cívico y Social tiene también ese compromiso, el de encontrar un ámbito en donde las organizaciones que lo componen sean más potentes, más fuertes y más trascendentes que las personas que lo componen", remarcó.

Insistió: "El día que logremos eso, las opiniones de las personas van a ser valiosas, pero dentro del ámbito del Acuerdo, y no definitorias".

En rigor, el sábado pasado Carrió fundamentó su posición anticobista en que "la Junta Nacional de la Coalición Cívica ya definió que en ningún caso podríamos establecer alianzas con candidaturas que hayan acompañado al kirchnerismo en su gestión".

Finalmente, ante otra pregunta, el senador radical ratificó que su partido no tiene intenciones aún de reclamar a Cobos pida licencia en el Gobierno -y por ende, como titular del Senado- para abocarse a la campaña electoral. "En 2010 no es necesario", estimó.

"Pero, además, sería bueno que Cobos quedara donde está y se sentara en el sillón de vicepresidente porque le va a tocar desempatar muchas veces en el Senado", enfatizó.

Comentá la nota