Radicales del Valle buscan apuntalar a Saiz

Unos 200 dirigentes manifestaron su apoyo al gobernador de Río Negro. A través de un documento llamaron a revalorizar la política y a buscar el diálogo.
Más de 200 dirigentes radicales de todo el Alto Valle Oeste -desde Catriel hasta Fernández Oro- se reunieron y en un plenario, de cara a la situación de un mandatario jaqueado desde varios ángulos, internos y externos, expresaron su apoyo irrestricto al gobernador Miguel Saiz. "El radicalismo rionegrino está de pie, y respalda y respaldará a un gobernador radical. Esta provincia la hacemos y la construimos entre todos", dice una declaración que también aboga por un proceso de "legitimación de la dirigencia" con internas abiertas, simultáneas y obligatorias para la totalidad de los cargos de cara al 2011.

La cita fue en Fernández Oro y constituyó una demostración de fuerza para apuntalar a Saiz. Avalaron esta postura, entre muchos otros (había presidentes de comités, legisladores, convencionales y dirigentes de varios rangos) Hugo Medina, Lucas Pica y Marta Milesi (Cipolletti); César Riffo (Catriel), Stella Maris Fernández y Sonia Rivas (Cinco Saltos), Florinda González (Fernández Oro), Natalia Muñoz (Juventud Radical), los convencionales José Cerda, Raquel Soto; Daniel Gil (Campo Grande) y Ana Pirozzi (Cordero).

Pese las complicaciones que soporta el gobernador y su sector, los radicales tenían un alto grado de optimismo y plantearon la legitimización dirigencian con internas. "En la interna se verá quién es quién", dijo un vocero, casi eufórico.

Se estableció el compromiso de "ser protagonistas de la historia con nuestras banderas y nuestros principios, una profunda vocación transformadora, cuestión que se logra con una profunda vocación de poder".

El rol de "oposición constructiva" en los ámbitos locales donde la UCR no es gobierno tuvo su ratificación- Para ello se buscará el afianzamiento de los bloques de ediles y de los tribunales de cuentas.

En un párrafo especial de la declaración, se planteó como objetivo la revalorización de la política y la institucionalidad, la calidad del sistema republicano, la importancia de los cuerpos legislativos, para en un debate "serio, responsable y respetuoso" buscar "los caminos del diálogo necesarios donde no puede haber ni vencedores ni vencidos".

Comentá la nota