Radicales de la Provincia eligen hoy sus autoridades partidarias: Tres listan en Bahía Blanca

Hoy, entre las 8 y las 18, los afiliados a la Unión Cívica Radical bonaerense, podrán sufragar para dirimir la conducción del partido. En nuestra ciudad, competirán por el Comité de Donado 354, Aloma Sartor, Marcelo González y Martín Salaberry.
Fiel a su costumbre, el centenario partido recrea su espíritu más importante: concurrir a las urnas, en este caso para realizar una nueva contienda interna que dirimirá no sólo quien será el próximo Presidente de la UCR de la Provincia, sino que se medirá el poder político entre Ricardo Alfonsín y Julio Cobos.

Del acto eleccionario sólo podrán votar los afiliados y, en Bahía Blanca, según estimaciones que viejos referentes confiaron a CAFEXMEDIO, hablan entre 1600 y 2200 los más entusiastas.

Con el respaldo del oficialismo actual, encabezado por el ex intendente Juan Carlos Cabirón, el diputado nacional Juan Pedro Tunessi, y el titular del bloque de concejales, Carlos Ocaña, la ex edil Aloma Sartor aparece como la favorita a quedarse con la Presidencia del Comité local.

Bajo la denominación de la Lista 127, estos dirigentes respaldan a Ricardo Alfonsín como Delegado al Comité Nacional de la UCR, y a Miguel Bazze en la Provincia.

En cambio los otros dos sectores que disputan la conducción bahiense, llevan en sus nóminas al ex diputado nacional, Pedro Azcoiti a la Nación, y a Eduardo Santín, a la conducción bonaerense.

Una de ellas es la 308, que propone al ex concejal Marcelo González a la titularidad del Comité local, con el respaldo del ex vocero presidencial, Juan Pablo Baylac, y los dirigentes Oreste Retta y José Luis Malet, entre otros.

La restante, con la aparición mayoritaria de nuevas figuras, lleva en la cabeza, al abogado cabildense, Martín Salaberry, quien llega con la mística de la "verdadera renovación y cambio”.

Bajo la denominación de Lista 51, estará acompañado por representantes de los Colegios de Ingenieros y Gestores, el ex edil Aníbal Roig y Mabel Aversano, respectivamente.

EN LA PROVINCIA

Con la pelea por la candidatura presidencial como telón de fondo, los radicales bonaerenses irán hoy a las urnas para elegir autoridades partidarias en una confrontación que mostrará de un lado a Ricardo Alfonsín y del otro al sector histórico liderado por Leopoldo Moreau y Federico Storani y con el está aliado el cobismo.

Es que más allá de la pulseada por el control del estratégico Comité Provincia, los afiliados radicales que concurran a las urnas comenzarán a perfilar las chances de Alfonsín y de Julio Cobos como representantes de la UCR en la carrera de 2011.

Alfonsín decidió ponerse a la cabeza de la pelea por arrebatarle a Moreau y Storani el control del partido a nivel provincial, una herramienta que considera clave para encolumnar al principal distrito del país en la estrategia nacional de acuerdos electorales del radicalismo y, además, como forma de dar un paso adelante en la tarea de robustecer sus chances presidenciales.

Por eso, decidió encabezar la boleta de la Lista 27 como primer delegado al Comité Nacional.

Cobos no interviene en forma directa en la contienda -de hecho no podría hacerlo por estar afiliado en Mendoza-, pero ha dado vía libre para que los dirigentes bonaerenses de su sector, entre ellos varios intendentes y legisladores, enfrenten al alfonsinismo.

El Vicepresidente no aparece entonces ajeno a esta interna, en la que ha cerrado trato con el sector histórico partidario, que le ha mostrado simpatías de cara a la pelea con Alfonsín por la candidatura presidencial.

Así, aún cuando el resultado de esta interna no sea determinante en la posible definición entre Cobos y Alfonsín, que llegará recién el año próximo, puede transformarse en una tendencia y no sólo para esta cuestión central para la UCR.

La política de alianzas que el centenario partido pueda plantear de cara al recambio presidencial también podría estar influida por estos comicios. Alfonsín pretende sumar a Elisa Carrió y a Margarita Stolbizer en la recreación del Acuerdo Cívico y Social. Moreau y Storani en cambio se muestran refractarios a acordar con Carrió, a la que acusan de pretender dividir al radicalismo en pos de robustecer su propia candidatura.

CLIMA CALDEADO

En sintonía con lo que se juega en esta interna que ha tomado un cariz nacional, un clima de fuerte confrontación acompañado por denuncias judiciales cruzadas fueron el dato distintivo de la campaña.

La pelea por los padrones que se utilizarán los comicios llegó a los tribunales federales, donde se ordenó una depuración a pedido del alfonsinismo y la reincorporación de unos 3.000 afiliados que planteó el tándem Moreau-Storani que se habían caído tras aquella medida.

Además de imputaciones políticas subidas de tono, la fiscalización de los comicios fue otro de los puntos de conflicto. La pretensión del sector de Alfonsín de que afiliados de otras provincias pudieran controlar la elección generó, un enérgico rechazo de los históricos.

LISTAS Y CARGOS EN JUEGO

En esta interna competirán dos listas para los cargos de delegados al Comité Nacional y tres por el control del Comité Provincia.

La Lista 27 lleva a Ricardo Alfonsín como primer delegado al Comité Nacional, seguido de Juan Manuel Casella.

La Lista 15 impulsada por Moreau, Storani y sectores del possismo y el cobismo, impulsa para esos cargos al ex diputado nacional Pedro Azcoiti y al histórico Pascual Cappelleri.

En la pelea por el Comité Provincia, la alfonsinista Lista 27 promueve como presidente al platense Miguel Bazze y como vice a Patricia Guatro. Y por su parte la Lista 15 postula al moroísta Eduardo Santín y a Walter Carusso, vinculado al intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Para esta contienda por el control del partido en la Provincia se anotó una tercera nómina denominada Cantera Popular, integrada en su mayoría por jóvenes provenientes de la Juventud Radical y Franja Morada. Con el número 18, impulsa a Augusto Spinoza y Lorenza Tetaz. Uno de los datos salientes de este sector es que uno de sus principales dirigentes es Juan Nosiglia, hijo del histórico operador de la UCR Enrique "Coti" Nosiglia.

Además de la conducción del Comité Provincia y los cuatro delegados del Comité Nacional, los afiliados elegirán cerca de 400 integrantes de la Convención bonaerense, un un organismo clave que, por ejemplo, determina las políticas de alianzas del partido en la provincia de Buenos Aires.

También habrá internas en 60 distritos por las conducciones locales, ya que en el resto, pese a la pelea de las grandes líneas, se acordaron listas de unidad.

De acuerdo con la información oficial, están habilitados unos 830 mil afiliados y lo centros de votación funcionarán entre las 8 y las 18.

Coment� la nota