Radicales J ya negocian con Mestre

Radicales J ya negocian con Mestre
Gatica podría aliarse con el edil para la interna de la UCR. Otros socios del Frente critican a Juez.
A caballo de la elevada intención de voto que le otorgan todas las encuestas y dispuesto a ejercer su liderazgo en el Frente Cívico a pleno, Luis Juez apostó sus fichas a un posible acuerdo con la UCR, de la mano del actual presidente de ese partido (con mandato prorrogado) Mario Negri, aunque es muy difícil que la idea prospere.

La movida no sólo le generó cuestionamientos de los denominados juecistas paladar negro, que rechazan un vínculo con la UCR, y reclaman llegar a octubre con candidatos propios para abrir más espacios de representación a la tropa propia. Juez también recibe reproches, por ahora solapados pero crecientes, de los socios menores de la coalición, que ven en la sintonía con Negri un alejamiento del jefe del Frente Cívico de lo que fueron las bases iniciales de esa construcción política. Así, aun reconociendo el liderazgo de Juez, reclaman un mayor debate horizontal sobre el futuro de esa fuerza, reflotando la mesa de discusión provincial que quedó totalmente desarticulada.

En ese marco, dirigentes socialistas, de la agrupación Libres del Sur, el viceintendente cordobés Carlos Vicente y los intendentes radicales J, liderados por el jesusmariense Marcelino Gatica, ensayaron tibiamente hace un par de semanas algunos contactos para fijar posición interna frente a los movimientos de Juez que no les caen bien.

Las conversaciones se encaminaban a redondear un planteo formal ante el líder –algunos hasta pensaron en la difusión de un documento–, pero la idea no terminó de madurar. Los reproches hacia Juez siguen, pero por ahora a media voz.

Es que en los últimos días hubo una jugada que cambió el escenario y dificultó un reclamo conjunto: Gatica salió a dar una señal fuerte de su disconformidad, jugando en el campo de la UCR, al que los demás socios menores del Frente Cívico no acceden.

Mano a mano. El jueves de la semana pasada, Gatica se reunió en Jesús María con Ramón Mestre y empezó a conversar formalmente con el grupo que éste lidera (Confluencia), con vistas a una posible sociedad para participar en la interna que definirá la nueva conducción del radicalismo, el próximo 26 de abril.

Mestre quiere presidir la UCR y Gatica también expuso aspiraciones en ese sentido, pero el jesusmariense quedó fuera de toda chance personal de participación porque la Justicia hasta ahora convalidó su expulsión del partido.

El propio Gatica blanqueó ante Juez su reciente diálogo con Mestre y siguió avanzando: confirmó que el próximo fin de semana participará, junto a otros intendentes de toda la provincia, en un plenario de Confluencia para intentar acuerdos, ya que el cierre de listas para la interna radical opera el 26 de este mes.

La disponibilidad de Gatica y otros radicales frentistas de este plan B (apostar también en la interna de la UCR), hizo pisar el freno a los otros socios menores del Frente Cívico en sus críticas a Juez. Es que ellos se mueven solamente dentro de la coalición y su apuesta es a fortalecerla desde adentro, no a saltar el charco.

El razonamiento de los gatiquistas es diferente. "Si Juez se reunió con Negri sin consultarle a nadie, ¿por qué nosotros no podemos hablar con Mestre?", remarcan, con aires de independencia. En esa aproximación, no los frenó tampoco el hecho de que hoy sea justamente Mestre el abanderado del "no" a la alianza con el Frente Cívico.

Los radicales frentistas interpretan que esa negativa de Mestre puede no ser definitiva e imaginan que la confluencia electoral a nivel provincial entre la UCR y el Frente Cívico puede retomarse en 2011. Por lo pronto, para 2009 ya empezaron a jugar fichas en otros tableros alejados de Juez.

Comentá la nota