Radicales esperan acordar con Fayad y se desvanece el Frente

El presidente de la UCR, César Biffi, quiere privilegiar la unidad partidaria y nadie desea enfrentar al intendente. El sábado el congreso radical podría zanjar las diferencias.

El próximo sábado se realizará el Congreso de la UCR provincial para dar un cierre a la reciente reorganización partidaria. La reunión -en la que participarán alrededor de 300 representantes- se producirá en un momento de tensión por la interna para elegir la lista para los concejales de la Capital y un día antes de tener que cerrar listas.

De hecho -y si no hay un arreglo previo entre el sector de Fayad y el resto de la UCR- es casi seguro que los candidatos salgan y se validen en el encuentro del 6 de febrero.

Los radicales esperan no tener que llegar a esa instancia sin los nombres puestos pero, por un lado, advierten que el congreso es el único con facultades para elegir candidatos debido a que no hubo internas; por el otro, creen que la reunión va a legitimar los acuerdos que podrían ir concretándose durante la semana.

El congreso, como órgano representativo de la militancia de todos los departamentos y con capacidades para tomar diversos tipos de decisiones, se presenta como la mejor solución para que todas las partes queden conformes así como para dar fuerza a una posible lista de unidad.

Más allá de las escaramuzas y la impugnación que el Comité Ciudad pedirá el lunes contra la inscripción del Frente Cívico Federal (Confe, UCR y Unión Popular) en la Justicia Electoral, los radicales prefieren "ir juntos". Una especie de necesidad política aceptada por el presidente provincial, César Biffi.

Así, lo más probable es que la UCR no se desdoble para los comicios capitalinos de marzo y el sector del intendente Víctor Fayad acuerde con el resto de los radicales; incluso con quienes avalan el Frente Cívico. "Lo lógico es ir juntos para afianzar el nuevo esquema partidario", repiten desde Alem y San Juan.

Quienes están a favor de mantener la alianza con los cobistas Confe y Unión Popular, admiten que sería un "suicidio" ponerse en contra del "Viti" por lo que aceptan -para este caso particular- un paréntesis en el Frente. No sólo porque él comanda la Municipalidad sino, sobre todo, por la gran cantidad de seguidores que el intendente posee en la Ciudad.

La posibilidad de que, esta vez, Julio Cobos se quede afuera del convite es manejada por más de un cobista y hay quienes dicen que hasta al Vicepresidente le parece el mejor arreglo debido a que no quiere desgastar su imagen por una pelea en una comuna de Mendoza. No obstante, muchos confían en la habilidad política del Vice, que no le gustaría quedarse afuera de lo que podría ser una elección exitosa para la UCR, adonde intenta volver con la frente en alto.

El congreso es la esperanza

"La idea es ir juntos bajo el paraguas de la lista 3", aseguró Marcelo Rubio, presidente del comité radical de la Ciudad. El dirigente admitió que la resolución puede darse el próximo sábado. Advirtió que queda una semana por delante y que el diálogo podría prosperar. El conflicto, como casi siempre y más allá de que en Capital se pretenden lejos de Cobos, pasa por los candidatos.

Es que hasta quienes aceptan los "privilegios" del dueño de casa para poner a su gente en los primeros puestos, creen que la torta debe estar repartida entre los diferentes sectores. "Aceptamos la lista de unidad así como que Fayad coloque a su gente de confianza debido a que es quien gobierna. Sin embargo, no es lógico que él tenga todos los lugares", comentó Alfredo Cornejo, intendente de Godoy Cruz.

Agregó que, naturalmente, en todas las comunas se abren las listas hacia los distintos referentes. En este sentido, Rubio admitió que el diálogo no se había cerrado y que cuando su comité consensuó una lista, él anticipó que la misma podía -todavía- sufrir alteraciones, siempre que se privilegiara el proyecto de gestión de Capital.

Carlos Le Donne, ex interventor del partido, coincidió con sus correligionarios en que es preciso acompañar al gobierno comunal y se esperanzó con llegar a un acuerdo antes del congreso. "Sería bueno para no desgastar más el tema pero, además, el encuentro podría servir para legitimar a los candidatos", reflexionó Le Donne.

En tanto, y un poco más desconfiado de lograr un arreglo de unidad, el senador por la Capital y allegado a Fayad, Sergio Bruni, concedió que el consenso podría surgir -"si se respetan ciertas condiciones del intendente"- el día del congreso.

El viernes, César Biffi, presidente del Comité Provincia, había manifestado la necesidad de estar juntos más como una necesidad política que electoral. Por eso, la semana que comienza estará plagada de reuniones, negociaciones y charlas de café. En seis días habrá que tener delineada una lista para que la mayoría salga ganando en vista de una particular elección de concejales que va a estar siendo observada por todos

Comentá la nota