Radicales y disidentes buscan en el Senado el sueño de otro "no positivo"

Radicales y disidentes buscan en el Senado el sueño de otro "no positivo"
Las contradicciones internas del oficialismo estimulan el plan. Confían en que el jujeño Jenefes apoyará los cambios. Los chubutenses Guinle y Giusti, la riojana Quintela y Saadi están en el centro de las presiones. Quieren frenar a Cleto.
Los senadores opositores avanzan sobre las debilidades del oficialismo y sueñan con repetir el escenario que terminó con el bochazo de la resolución 125. En este caso, la oposición viviría como un triunfo el rechazo, o la modificación en particular de algunos puntos de la nueva ley de medios. Descuentan el voto negativo del jujeño Guillermo Jenefes al artículo 161 –que pone plazo de un año para la "desinversión" a los multimedios que tengan mayor cantidad de licencias que las definidas por la norma–, la casi segura ausencia del cordobés Roberto Urquía, y algunas indefiniciones: los chubutenses Marcelo Guinle y Silvia Giusti, la riojana Teresita Quintela y el catamarqueño Ramón Saadi. Con esas posibles deserciones en la bancada de la mayoría, los opositores consideran que podrían imponer sus objeciones y devolver el proyecto a la Cámara baja. Si las modificaciones cosechan los dos tercios de los senadores, los diputados tendrían que esforzarse para rechazarlas. También tendrían que sumar dos tercios para desestimarlas.

Las contradicciones de los senadores del Frente para la Victoria son más que evidentes. Ayer, a primera hora de la mañana, el bonaerense José Pampuro, que en su condición de presidente provisional del cuerpo conduce el trámite parlamentario, declaró que si bien no tiene una fecha precisa para llevar el proyecto al recinto, eso podría ocurrir el día 7 de octubre o en su defecto el 14. A última hora de la tarde, Nicolás Fernández, titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, dijo a este diario que "el bloque oficialista quiere tratar el tema el día 7". Ante la insistencia de Crítica de la Argentina destacó que los kirchneristas "no tienen en mente introducir cambios" a la iniciativa. El santacruceño puso de manifiesto que no había escuchado dentro de su bancada ninguna posición en contrario. Lo real es que allegados a la propia conducción del bloque K reconocen que Jenefes le advirtió al rionegrino Miguel Ángel Pichetto que no está de acuerdo con esa fecha. "Necesito más tiempo para discutirla. Si pretenden tratarla el 7, no cuenten conmigo", dicen que le transmitió el jujeño.

Si alguien no se dio por enterado de la firmeza de Jenefes, dueño de un multimedios en su provincia, alcanza con reparar en la entrelínea de las definiciones que realizó ayer. "Vamos a escuchar a todo el mundo sin ningún tipo de exclusiones", respondió el jujeño a la propuesta de la kirchnerista entrerriana Blanca Osuna, que pedía no repetir la invitación a quienes ya habían participado del debate que se realizó en Diputados. Fue más que evidente que el oficialismo intentó poner una fecha de cierre a las deliberaciones y acelerar la llegada del proyecto al recinto. En cada uno de esos intentos chocaron contra la firmeza de Jenefes.

Los radicales, a la sazón aliados políticos del socialismo santafesino, se entusiasman con sumar el voto de Rubén Giustiniani en contra de la votación en general. Los dirigentes de la UCR no ocultan su enojo por el apoyo que el PS le brindó al proyecto del Gobierno en Diputados. Se quejan de haberse enterado de la decisión cuando los socialistas hicieron público su cambio. Incluso le atribuyen a ese voto socialista el descenso en la intención de voto en las elecciones que el domingo se realizarán en Rosario y en el resto de los municipios santafesinos para elegir intendentes.

Lejos del entusiasmo de los senadores radicales, en el entorno de Giustiniani ratificaron que el socialista apoyará al proyecto en general. En el tratamiento en particular coincidirá con sus aliados en el rechazo al artículo 161, a la composición y dependencia del órgano de aplicación y a la elección por concurso del defensor del público, así como la limitación de las penalidades que éste pudiera imponer. Aunque los radicales repiten que Giustiniani no ayudará a formar el quórum reglamentario para el inicio de la sesión, lo cierto es que el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, dijo públicamente que no había que esconderse: "Hay que enfrentar el debate", dijo Binner.

Si finalmente Giustiniani no aporta al quórum, coincidiría con su archirrival en la provincia. En los pasillos de la Cámara alta se asegura que Carlos Reutemann tampoco contribuiría al quórum del kirchnerismo. Los opositores no descartan que algunos de los miembros del bloque oficial que aparecen como indecisos finalmente se encolumnen detrás del Gobierno. Es el caso de los chubutenses. Su expectativa está puesta en que Guinle repita en público sus dudas sobre el artículo 161 y la posibilidad de que finalmente ese artículo le cueste al Estado una suma de juicios en contra.

CON UNA AGENDA PROTOCOLAR, CLETO EVITA EL DEBATE. Mientras el oficialismo trabaja para discutir el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual el próximo 14 de octubre –fecha en la que Cristina Fernández de Kirchner estaría de viaje– y así evitar una remake del voto "no positivo", Julio Cobos, que por estos días está al frente del Poder Ejecutivo, decidió alejarse del debate sobre la nueva normativa de medios y ceñirse a tareas protocolares. Por la mañana, recibió en su despacho a académicos de la Universidad de San Pablo y la Universidad de Harvard; y por la tarde, se reunió con los referentes cobistas Mario Meoni y Daniel Katz.

Mientras el oficialismo trabaja para discutir el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual el próximo 14 de octubre –fecha en la que Cristina Fernández de Kirchner estaría de viaje– y así evitar una remake del voto "no positivo", Julio Cobos, que por estos días está al frente del Poder Ejecutivo, decidió alejarse del debate sobre la nueva normativa de medios y ceñirse a tareas protocolares. Por la mañana, recibió en su despacho a académicos de la Universidad de San Pablo y la Universidad de Harvard; y por la tarde, se reunió con los referentes cobistas Mario Meoni y Daniel Katz.

Más tarde, el mendocino se juntó con el secretario parlamentario del Senado, Juan Estrada, quien le informó la decisión del kirchnerismo de girar el proyecto de medios a cuatro comisiones del Senado. "Julio sólo le preguntó qué se había resuelto y nada más. No estuvo siguiendo el tema", apuntó uno de sus colaboradores.

A puertas cerradas, por la tarde, Cobos mantuvo un encuentro con Meoni, intendente de Junín, y Katz, diputado nacional de Consenso Federal. También aprovechó para enviarle una carta al presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, quien lo invitó a participar del 97º Congreso Anual Ordinario de la FAA en Rosario, en el que se renovarán autoridades. Al final del día, el presidente en funciones optó por ir al gimnasio para descargarse de tanto trajín protocolar.

Comentá la nota