Radicales y demócratas piden cambio de actitud

Radicales y demócratas piden cambio de actitud
Rechazan de plano el co-gobierno y reclamaron un "diálogo real" con el Gobierno y no sólo una "puesta en escena para la foto".

Tanto radicales como demócratas coincidieron en que se debe llevar adelante un proyecto de transformación de Mendoza sobre el que hay que dialogar y ayudar. Además rechazaron la posibilidad de un co-gobierno con Celso Jaque, quien también lo había descartado, después del resultado de las elecciones del 28 de junio.

Pero también, tanto Juan Carlos Jaliff del Confe como Omar de Marchi, del Partido Demócrata, fueron pesimistas en el diálogo con el Gobierno e insistieron en la necesidad de un cambio de actitud.

"El diálogo tiene que ser respetuoso y de buena fe. No podemos sentarnos para la foto y al otro día tener actitudes en la Legislatura como la de la emergencia sanitaria", razonó Jaliff en relación a la reunión del 30 de junio y al no aceptar el oficialismo sugerencias sobre la iniciativa al otro día en la Cámara de Senadores.

Según De Marchi su fuerza política está siempre dispuesta al diálogo, "pero a un diálogo que se transforme en hechos y no sólo para la foto que es lo que viene pasando desde hace mucho tiempo. Nos llaman, se saca la foto, sale al día siguiente y después chau. Nosotros lo que necesitamos es saber si realmente existe voluntad política de trabajar en serio en la transformación", indicó.

Jaliff insistió con dureza, fiel a su estilo, en que "en ningún momento hemos pensado, después de las elecciones del 28, en co-gobernar. Nuestra actitud tanto en el orden nacional como provincial es ayudar a través del diálogo. Los funcionarios que sostienen que queremos co-gobernar están en otra de las tantas mentiras a las que nos tiene acostumbrado este gobierno".

Al referirse a las contradicciones del Poder Ejecutivo dijo que Adaro convocó a la oposición para el martes 30 de junio y al día siguiente, además del caso de la ley de emergencia sanitaria en la que el Confe y el radicalismo indicaban que había que utilizar la Ley Anticíclica, el gobernador Jaque rechazó la posibilidad de plantear en la Suprema Corte un pedido de certeza sobre la votación a la posible reforma constitucional.

"Mario Adaro había convocado a la oposición, la que se puso a disposición del Poder Ejecutivo, para trabajar temas en conjunto como el de la reforma constitucional, la emergencia sanitaria y otros. Sin embargo, al otro día comenzó mal esa relación, de mala fe con la emergencia y las declaraciones de Jaque sobre la reforma", señaló Jaliff, quien agregó que están dispuestos a ayudar al Gobierno en todo lo que tenga que ver con políticas que beneficien a los mendocinos.

El titular del Confe agregó que quedaron en convocar nuevamente a la oposición días después de la primera reunión y hasta el momento no lo hicieron.

Dr Marchi, por su parte, insistió en un diálogo que se transforme en hechos.

"Nosotros lo que necesitamos saber es si realmente existe voluntad política de trabajar en serio en la transformación de tres o cuatro temas puntuales como, por ejemplo: la recuperación de los recursos que retiene la Nación, lo que tiene que pelear el gobierno de Jaque y la inclusión en el presupuesto de 2010 de fondos para construir 50 escuelas. Esto implica una actitud de cambio de priorizar en serio".

Sobre el tema del co-gobierno, De Marchi cargó contra cobistas y justicialistas.

"Creo que los radicales deben comprender que el voto del 28 de junio fue mayoritariamente en contra de los Kirchner, que no fue un voto construcción sino que fue un voto contra, como en 2007 fue un voto contra Cobos porque en realidad su gobierno fracasó. Al menos así la gente lo resolvió en 2007. Y esta vez el voto en contra también fue en castigo a Jaque. Lo que yo digo, en definitiva, es que pobres de los mendocinos si el co-gobierno significa sumar dos fracasos: el de Cobos y el de Jaque", manifestó De Marchi.

"Lo que hace falta, en realidad, es transformar, hacer cosas distintas de las que se vienen haciendo hace muchos años en Mendoza. No importa quiénes son los actores finalmente. Todos vamos a ayudar: desde el radicalismo, nosotros, todos. Pero es el Gobierno el que tiene que conducir por ser gobierno", sostuvo De Marchi.

Comentá la nota