Ex radicales confirmaron que se incorporan al sector de De Narváez

Claudio Fernández, Guillermo Sánchez y Pablo Bila, quienes se desafiliaron de la Unión Cívica Radical para sumarse a Unión Pro, ofrecieron ayer una conferencia de prensa para explicar esta decisión.
Los tres coincidieron en que su participación en la UCR "estaba agotada" y que están en desacuerdo con la forma en que se maneja el partido a nivel nacional, provincial y local.

Las razones

"Dirigentes del radicalismo hablaron de nuestra desafiliación y hubo un comunicado del Comité, por lo que decidimos expresar nuestra versión", dijo Sánchez a la prensa anoche, en una conferencia que se llevó a cabo en una mesa de la confitería del Estadio Centro.

"No nos peleamos con nadie, no hubo problemas en la línea interna, no nos ofrecieron ningún cargo, como se dijo, y tampoco nos ofrecieron plata como lo señaló un reconocido dirigente", aclaró.

"Nada de eso es cierto -enfatizó- simplemente vimos que nuestra participación en la UCR estaba agotada luego de muchos años de militancia. Estamos en desacuerdo con lo que hace el partido a nivel nacional, provincial y local".

Sánchez agregó que es por eso que decidieron acudir a otra fuerza políticas. "Ahora participamos de Unión Pro. Fuimos muy bien recibidos. Encontramos amigos y nos pusimos a trabajar inmediatamente" y agregó que "estamos en un espacio amplio y abierto, trabajando en la línea de Francisco De Narváez".

- ¿No es un cambio muy abrupto? porque es pasar del radicalismo al peronismo…

- (Sánchez) Vimos las propuestas de Francisco De Narváez, inclusive estuvimos en Buenos Aires con él y con diputados nacionales electos analizando sus propuestas.

Encontramos algunas coincidencias y nuestros contactos son ex dirigentes radicales que están en Unión Pro. Así que formaríamos parte de la pata "R" en Unión Pro. Queda claro que nos sumamos en Chivilcoy con Fabio Britos.

- (Fernández) A nivel provincial, el radicalismo, desde que se fue Alfonsín de la presidencia, nunca más pudimos tener un dirigente en la provincia con peso para volver a ganar la gobernación.

En las últimas cinco elecciones del radicalismo, siempre hubo disidencia con la dirigencia nacional y provincial, con los grupos internos, algunas personas, pero no con el comité en sí.

Entonces uno se pregunta: tengo muchas cosas para brindar a la sociedad, pero no tengo forma de llevarlo a la práctica, ¿cómo hacemos?

Leímos muchas cosas que tenían en Unión Pro y vimos que en muchas cosas coincidíamos, por eso decidimos desafiliarnos.

- En un momento se dijo que los iban a seguir más personas, pero parece que quedó en la nada…

- (Fernández) Hay gente que está con nosotros. Fuimos los que dimos el salto inicial, llevamos las conversaciones adelante y ahora blanqueamos la situación.

Hay gente que nos pidió reservas. No quieren salir en los medios, pero están viendo cómo se forman los grupos de trabajo, las consignas y en función de eso, decidirán.

- ¿Estuvieron de acuerdo con las candidaturas a nivel local y nacional?

- (Fernández) Estábamos en desacuerdo.

- También trascendió que a ustedes no se los tuvo en cuenta y eso les provocó malestar…

- (Sánchez) Eso no es cierto. Cuando se habló de candidaturas dijimos que no íbamos a participar porque veíamos que no coincidíamos en muchas cosas.

Decidimos colaborar en la elección. De todas formas eso es algo que ya pasó, ahora nuestro futuro está en Unión Pro y hay que sumar.

El radicalismo fue una etapa muy importante en nuestras vidas, dejamos grandes amigos y dirigentes como Alvaro García y Luis Mariano, a quienes queremos y respetamos mucho, y ojalá puedan renovar el partido.

- ¿Su alejamiento tiene que ver con la actitud de algún dirigente?

- (Sánchez) No, para nada. Se discutía dentro del Comité como cualquier cuestión política. Nos sentíamos con varias discordancias con los dirigentes, aparentemente estábamos equivocados nosotros en los tres niveles, nacional, provincial y local.

- (Bila) Fue una decisión personal.

- ¿Porqué Unión Pro?

- (Fernández) Nos interesaron sus proyectos en cuanto a deportes, salud, energía… es muy amplio y además por la forma en que están planteados.

- ¿Hay posibilidades de que regresen al radicalismo?

- (Sánchez) Hoy por hoy no, no pensamos en el regreso. Cuando uno toma una decisión cierra una etapa, y comienza una nueva.

- ¿Su llegada a Unión Pro tiene que ver con algún puesto o cargo?

- (Fernández) No, para nada.

- (Sánchez) No hablamos con De Narváez de nada por el estilo. Simplemente trabajar en esta parte radical de Unión Pro, tratando de sumar amigos y gente que piense como nosotros.

- El presidente del partido dijo que les habían ofrecido algún cargo…

- (Fernández) No, lo desmentimos totalmente. No fuimos a pedir nada, ellos nos citaron para que fuéramos a charlar. Fuimos dos o tres veses para ver cómo podemos progresar en el agrupamiento que ya tienen armado.

Hay radicales, peronista, conservadores… La idea es unificar entre todos una forma de trabajo y eso es lo que trataremos de hacer.

- Si se da el caso que Unión Pro se divide, por un lado Macri, por el otro lado Solá, cuál sería su posicionamiento?

- (Sánchez) Nosotros trabajamos con De Narváez.

- (Fernández) Eso no quita que, si nos dan la libertad a nivel local, que continuemos trabajando con Fabio Britos.

- ¿Antes de su desafiliación expresaron su descontento a las autoridades del radicalismo?

- (Fernández) Desde hace tiempo lo veníamos expresando con charlas, reuniones en el Comité… Nos habían atribuido cosas que no habíamos hecho.

- En el radicalismo siempre se dijo que es un partido democrático y donde todos tiene derecho a decir lo que quieran…

- (Fernández) Sí, pero de ahí a que te escuchen es otra cosa.

Comentá la nota