Los radares ya tienen domicilio fijo en las rutas bonaerenses

Otros 40 se ubicarán en móviles, que transitarán los trazados ruteros con el mismo objetivo que los estáticos. De estos últimos, 31 estarán en rutas que se dirigen hacia la costa atlántica bonaerense.
LA PLATA (Corresponsal).- A partir del 1 de enero, 31 radares enclavados en los caminos que llevan a las playas de la costa bonaerense, serán los encargados de verificar las velocidades máximas de los automovilistas que los recorran.

A ellos se unirán los cinemómetros móviles, en unidades operadas por inspectores provinciales, que complementarán el trabajo de los fijos, tal cual lo prevé la nueva Ley de Tránsito, sancionada la semana pasada en la Legislatura bonaerense.

La norma especifica que las rutas y caminos serán controlados por 180 radares, de los que 40 serán móviles y, en esta primera etapa, comenzarán a funcionar 77 fijos.

En la autovía 2, habrá 15 radares instalados a la altura de Berazategui, Lezama, Samborombón, Dolores, Castelli, General Pirán, Coronel Vidal y Camet. En la ruta 11 funcionarán ocho, en el circuito interbalneario, a la altura de Santa Teresita, Mar del Tuyú, Mar de Ajó, Pinamar, Villa Gesell y General Lavalle. En la ruta 36, cuatro radares vigilarán el tránsito a la altura de la Escuela Estarace y en Pipinas. En la ruta 74 otros cuatro equipos funcionarán en Madariaga y Ayacucho.

Todos los detectores de velocidad deberán estar debidamente señalizados, y de esta forma, el gobierno provincial apunta a trabajar la prevención en los conductores, ya que según recalcó el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, "el éxito de este plan, radica en que haya recaudación cero".

Según el ministro "más del 90 % de los accidentes se producen en rectas, por lo tanto son por exceso de velocidad, mientras que en curvas, intersecciones y rotondas son los menos".

La ubicación precisa de cada radar comenzará a establecerse 300 metros antes, con un cartel que exhiba la velocidad máxima permitida, otra indicación deberá estar a 150 y una tercer señal, color amarillo con la leyenda "Fiscalización de Control de Velocidad", en el lugar exacto donde se ubique el cinemómetro.

Para aquellos que incurran en infracción, se aplicarán multas que se determinarán en "unidades fijas" (UF). Las mismas se determinarán a partir menor precio de venta al público de un litro de nafta especial, e irán desde un mínimo de 50 hasta un máximo de 5000 UF.

Pero también habrá controles en el norte de la Provincia, en la ruta 6, 5 radares estarán a la altura de Campana, Los Cardales y Open Door. En la ruta 200, 3 unidades fijas controlarán las localidades de General Las Heras y Marcos Paz. Por la ruta 41, otros 4 estarán situados en Navarro, Castelli y Pila. Mientras que en Lomas de Zamora, en la ruta 210, funcionarán 2 radares y en el Camino Centenario de La Plata, otros tantos verificarán la velocidad máxima de los vehículos.

Comentá la nota