El radar móvil y Misiones queda sin un control aéreo

Alegan razones presupuestarias del Ministerio de Defensa. Preocupa que el espacio aéreo se torne más vulnerable
POSADAS. Por recorte presupuestario del Ministerio de Defensa, se decidió retirar temporalmente la operación del radar emplazado en Posadas.

De esta manera Misiones volvió a quedar sin un control aéreo, aunque también en Posadas se está trabajando desde hace 15 días para construir una base permanente.

"Es una ayuda más al narcotráfico", dijo ayer Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (Aara), criticando la medida oficial.

Quedará en funcionamiento, uno en Resistencia y otro en Reconquista hasta fines de agosto. Sin la presencia del citado radar en Misiones, el espacio aéreo se torna más vulnerable, planteó Izaguirre en diálogo con El Territorio.

Se informó que momentáneamente y mientras se equilibran las cuentas, se decidió el cierre temporario de la operación del radar emplazado en Posadas.

Sostienen que a partir de los recientes recortes presupuestarios que han sufrido muchas de las áreas de la administración pública nacional, la Fuerza Aérea se vio afectada con un recorte aproximado del 40 por ciento de su presupuesto.

Según se supo, la Fuerza Aérea recibe anualmente las partidas presupuestarias para la realización del total de las actividades que le son propias, entre ellas las de la custodia del espacio aéreo.

Asimismo del total de su presupuesto, el 60 por ciento es para abonar el sueldo del personal y el 40 por ciento restante para la realización de tareas operativas, actividades de vuelo, de radares, y las de adiestramiento para formar a las nuevas generaciones de oficiales y suboficiales en sus áreas específicas de operación.

Quienes están ligadas a la actividad, sostienen extraoficialmente que el radar móvil que funcionaba en Posadas, fue "desplazado temporalmente para cumplir otras misiones".

También aseguran que ello no implicaría dejar de cubrir el espacio aéreo en esta parte del país. Lo concreto es que por ahora, el radar móvil existente en Posadas dejará de funcionar.

Como para suplir esta ausencia de control, se está trabajando en un proyecto a largo plazo consistente en la construcción de una base aérea permanente en Posadas.

La misma dependerá de la Fuerza Aérea dependiente del comando con sede en el edificio Cóndor de Buenos aires.

Mientras se concrete, virtualmente el espacio aéreo estará sin control.

Zona caliente

La necesidad de contar con un control aéreo permanente es porque Misiones, está dentro de una zona considerada "caliente" por el uso aéreo para el transporte de estupefacientes.

"En el Norte argentino hay 1.500 pistas clandestinas, por donde entran a diario cerca de 120 aeronaves, con una capacidad de transporte de droga de unos 600 kilogramos", había indicado Izaguirre.

El dato lo había ratificado el año pasado, la Fuerza Aérea, al responder a un pedido solicitado por la Cámara de Diputados de la Nación. Allí se consignaba que cada mes ingresaban al país, y sólo por la frontera del nordeste (Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones) más de 100 aviones de contrabando. Por estos días Aara se encuentra trabajando en el mapa del narcotráfico en Argentina, a fin de recoger denuncias, fotografías y filmaciones sobre el accionar de vendedores de drogas en todo el territorio nacional.

"Estimamos que en seis meses tendremos el mapa completo, incluidas las pistas clandestinas de aterrizaje. Este mapa ha sido confeccionado para que los servicios de inteligencia, las fuerzas de seguridad y los ministros de Justicia sepan que los ciudadanos, al igual que ellos, sabemos sobre la cuestión, para que se enteren y se decidan a hacer algo", sostiene la Asociación Antidrogas.

«« Regresar

Comentá la nota