Racionalidad en el consumo de agua potable pide el intendente de Charata

Tras la puesta en funcionamiento de la planta potabilizadora de agua y de los centros de abastecimiento en varios puntos de la ciudad, el intendente Miguel Tejedor pidió racionalidad a la población en el uso del líquido para consumo.
Además, dio cuenta de una difícil misión del municipio para restaurar el alumbrado público en distintos sectores de la ciudad.

"Quiero que la gente entienda y que sea racional en el uso del agua, porque cuesta mucho producirla. Seamos solidarios con toda la población", subrayó el jefe comunal. Sostuvo que quien "derrocha les quita la posibilidad a otras familias".

En este sentido, pidió especial cuidado en el uso del agua a quienes se abastecen en los lugares donde fueron instalados los tanques de cinco mil litros. "Pedimos que retiren lo que necesiten; pero que sean cuidadosos y la utilicen sólo para consumo y preparación de alimentos", remarcó Tejedor.

A mediados de noviembre pasado comenzó a operar la planta potabilizadora de agua desde la cual el municipio produce 80 mil litros diarios que luego son distribuidos entre habitantes de escasos recursos.

La planta está ubicada en un predio de propiedad municipal, sobre la avenida Pringles, y cuenta con un reservorio de almacenaje con capacidad para 500 mil litros. Además, funciona una planta anexa de distribución de agua al barrio Municipal, y otras en el playón del ferrocarril y en el barrio Aipo, con tanques de 7 mil litros de capacidad.

Alumbrado público

En otro orden, el intendente de Charata dio cuenta de los trabajos que el municipio realiza para recomponer el alumbrado público en distintos puntos de la ciudad. "Antes existía el Plan Nalá, que se encargaba de reponer todos los artefactos quemados y hoy ha desaparecido este servicio de Secheep", trazó Tejedor.

Así, dijo que --al margen del trabajo que ahora está a cargo del municipio-- la situación se agravó por las permanentes bajas de tensión que provocan la quema masiva de luminarias y por el robo de cables de alumbrado público. "Increíblemente, en la ruta nos han robado 300 metros de cables", lamentó.

"No podemos privar a la gente de este servicio", remarcó el intendente, al tiempo que confirmó que está en los planes del municipio continuar el tendido de alumbrado eléctrico en barrios que aún no cuentan con el servicio.

Comentá la nota