RACING: RODOLFO MOLINA, EL NUEVO PRESIDENTE, CUENTA SUS DESAFIOS, SUS SENSACIONES Y SUS PROYECTOS "Racing es como el carbón: te quema o te mancha"

Dice que no teme entrar al mundo del fútbol. Y que trabajará para despertar a "un gigante dormido".
El teléfono de Rodolfo Molina suena, late, se descarga en su bolsillo. Dice que tiene la casilla completa. Lo dice con esa poca voz que le queda, en ese tono ronco como consecuencia del festejo, interminable, por su triunfo en las elecciones. El flamante presidente de Racing se hace un espacio para la entrevista con Clarín. El encuentro se da un rato antes de la cena con Juan Manuel Llop, donde se definirán los refuerzos.

Siendo una persona que ingresa al mundo del fútbol. ¿Qué escenario imaginás? ¿No te da cierto temor?

No, temor, no. Mientras no te involucres, todo queda en vos. Sé que es muy difícil entrar a este mundo y no subirte a un mundo parecido, pero si lo planteás como una vocación de servicio, como yo lo planteo, vamos bien.

¿Cuál es el modelo de dirigente que te gusta?

El modelo es Lanús, el modelo es Vélez, pienso que ellos responden un poco a nuestra idea de entender cómo se debe conducir. Yo soy un hombre de negocios y si pongo un local que alquilo a mil pesos, pero venís vos que sabés hacer pizza para vender y juntos podemos incrementar los ingresos a 50 mil ganamos todos. Ahora, si en vez de pizza, vendés droga no cuentes conmigo, andate al otro local.

Se puede entender que la antigua dirigencia aceptó esa metáfora. Digo: el negocio siguió a pleno sin importar lo que se venda.

Claro, pero se llegó a este punto porque es difícil encontrar gente que ponga el club por encima de su proyecto personal o sus ambiciones. A Racing siempre lo manejaron con apellidos. Para armar Racing Vuelve nosotros hablamos con un montón de gente, pero si no eran la cabeza del grupo no les servía, entonces no aportaban. Y esa gente es la que tapa a los que pueden llegar.

¿Sentís que se perdió tiempo?

Sí, porque hubo una generación que no se hizo cargo de Racing, y que incluso hasta en estas últimas elecciones estuvieron dando vueltas. Nosotros nos plantamos: si querés sumate, pero no vamos a negociar nada.

El viaje de Molina es intenso. Porque mientras se programa la auditoría en el club -"apuntamos a saber cuál es la realidad de esa deuda y a renegociar los contratos, estimo que en 60 días vamos a tener un panorama claro"- esta mañana irá a La Plata para la reunión con Daniel Scioli (gobernador de la provincia de Buenos Aires) y el juez Enrique Gorostegui y debe armar el plantel que pretende el técnico con la idea que los refuerzos comiencen la pretemporada.

¿Cuáles son los nombres?

Los tengo que hablar con Llop, algo ya sabemos, pero son los que salieron en los medios (Alejandro Gómez, Luciano Leguizamón, Enzo Pérez y hasta Leandro Gracián). Además, la primera intención es no vender jugadores, no desmantelar el plantel porque el promedio es todo un tema. Claro que si viene un dineral por alguno lo vamos a evaluar, pero siempre con equilibrio.

¿La continuidad de Maxi Moralez está descartada?

No, hablamos con el chico, el tema es económico. Vamos a ver.

En la previa a las elecciones anunciaron el aporte de inversores para traer incorporaciones. ¿Es así?

Sí, son grupos que nos van a dar una mano en lo inmediato, porque ahora no podemos errar en las contrataciones. Con el tiempo vamos a intentar generar los recursos necesarios. Pero la idea es que éstos se vean seducidos, porque apuntamos a un club en serio, que cumple, que si alguien viene a poner un mango sepa dónde va ese dinero.

¿Por qué pensás que te eligió el socio de Racing?

No me eligió a mí, optó por algo nuevo, por un cambio. Y vamos a ser serios para cumplirle. Sé que Racing es como el carbón, te quema o te mancha y yo sólo espero que me manche.

¿Por qué llegaste hasta la presidencia? ¿Es ese sueño cumplido?

Más que dirigente me hubiera gustado ser el nueve del equipo, meter la pelota en un ángulo y correr para gritar el gol. Pero eso no se dio, y a esta altura no estoy para jugar. Hay que asumir esta responsabilidad para despertar a este gigante dormido.

Comentá la nota