El Racing de Caruso sale a la cancha lleno de presión.

El Racing de Caruso sale a la cancha lleno de presión.
RACING: El flamante entrenador jugará con cinco centrales dentro del equipo, dos en mitad de cancha.
La necesidad de ganar que tiene este Racing es un peso para el debut de Ricardo Caruso Lombardi. Porque el final de la era Juan Manuel Llop dejó a un equipo que suma ocho partidos sin triunfos, cuatro derrotas en cadena y a un equipo al borde de la Promoción. Eso, en definitiva, termina siendo una presión cuando esta noche salga al Cilindro este grupo de jugadores bajo la receta de una nueva idea. ¿Qué se pudo haber cambiado en apenas cuatro entrenamientos? En cuanto a lo táctico poco, en lo anímico, bastante. ¿En la idea? Una teoría diferente que se intentará llevar a la práctica. Con cinco centrales dentro del equipo, dos en mitad de cancha. Algo curioso que ofrece una señal clara para este primer paso frente a Argentinos: asegurar el cero en el arco propio.

De los cuatro refuerzos que Llop trajo para este torneo apenas dos estarán en el banco de los suplentes (Falcón y Castromán) porque Vignieri no arrancó en la consideración y Ramírez tiene para tres semanas de recuperación por una distensión en el recto anterior de la pierna derecha. La lectura, claro está, es que Lombardi se la jugará, de entrada, por lo que piensa. Por eso, Mercado será el lateral y Franco Sosa el volante. Peppino y Wagner el doble cinco. ¿Quién se hará cargo de la pelota? Si no es Lucero, quién sabe...

Dos bajas importantes tendrá el equipo que dirige Claudio Vivas, que lleva seis partidos sin ganar. No estarán ni Gabriel Hauche ni Néstor Ortigoza, ambos suspendidos. En lugar del volante central, -por quien hay un interés del seleccionado de Paraguay para nacionalizarlo y que represente al líder de las Eliminatorias- jugará Ignacio Canuto. Por Hauche ingresará Andrés Romero.

Cuando desde Tucumán llegue el resultado de San Martín ante Tigre -en caso de ganar dejará a Racing más cerca del descenso directo- el partido emocional de estos jugadores será diferente. La realidad indicará que tan complicado estará en esa zona roja. Un lugar del que deberá salir con urgencia, para no cargar con una mochila pesada a la hora de pasarse la pelota. Y de jugar.

Comentá la nota