Racing y Boca jugarán hoy mucho más que un clásico

Caruso Lombardi se juega su permanencia en el club. Boca sufre la ausencia de los tres seleccionados.
Se viene un clásico que ofrece diversas variantes para ganarse un espacio en el recuerdo. Porque tal vez represente la salvación para Ricardo Caruso Lombardi. Es que si Racing gana esta noche en Avellaneda el técnico continuará en su cargo. Pero si sucede lo contrario ya anunció que dejará el banco vacío. Su colega y adversario de hoy hasta la fecha anterior también se encontraba en una situación límite, pero la victoria ante el campeón Vélez le otorgó oxígeno. Por eso este partido para Alfio Basile a lo mejor significa la ratificación de una levantada de su Boca, o en su defecto, en caso de un tropiezo, se convierte en una historia que lo empuja de nuevo a las dudas totales.

El escenario de Racing es más que delicado. No sabe lo que es ganar en este campeonato (cuatro empates y tres derrotas). Una pésima costumbre que ya lo llevó a la zona de Promoción.

Eso sí, Racing tiene una buena noticia: por primera vez en este Apertura podrá contar con el doble 5 que había logrado hacerse firme en el campeonato pasado. Juntos, en la mitad de la cancha, estarán por fin Claudio Yacob y Martín Wagner. De todos modos, habrá dos ausencias obligadas atrás: Marcos Cáceres, convocado a la selección de Paraguay; y Matías Cahais, a quien una cláusula contractual le impide enfrentar a Boca, club dueño de su pase.

Claro que el más afectado por los futbolistas que faltarán parece ser Boca, que deberá reemplazar a Fabián Monzón, a Federico Insúa y a Martín Palermo, los tres citados por Diego Maradona. ¿Cómo responderá Juan Krupoviesa? El tucumano en este segundo semestre aún no jugó. ¿Cómo volverá tras la lesión Cristian Chávez? Parecía que en lugar de Insúa jugaría Guillermo Marino. Pero ayer, en la práctica de pelota detenida, Basile sorprendió y se inclinó por Chávez. ¿Pochi logrará que no se extrañe a Pocho? Y arriba, ¿Lucas Viatri conseguirá que Boca no añore a su capitán y goleador-record?

Boca, por supuesto, apunta a reafirmar su recuperación pensando en sumar para acercarse a la punta, pero también para subir en la tabla clasificatoria para la Copa Libertadores 2010. Y para ganar Basile sabe que su equipo debe mejorar más que mucho atrás. Por eso el martes ensayó diversos movimientos defensivos. Ese ítem será vital para que Boca a este clásico con una sonrisa lo recuerde.

Comentá la nota