Racconto rechaza el debate "express" de la ley de Medios y se diferencia de Jaque

Racconto rechaza el debate "express" de la ley de Medios y se diferencia de Jaque
El Vicegobernador busca tomar vuelo propio. Ayer pidió que el Parlamento garantice un resultado de calidad y no apresurado. "El Congreso debe trabajar tranquilo", dijo. El Gobernador, en cambio, no hizo declaraciones.
Ya lo había hecho el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, el viernes, quien aventuró que la ley de Medios que propicia el kirchnerismo "divide" al país como lo hizo la resolución 125/08 que fijó las retenciones móviles a la soja y no pasará el filtro del Congreso.

Ayer, el vicegobernador Cristian Racconto, quien por estos días se muestra con vuelo propio y menos apegado a los pareceres de Celso Jaque, también opinó del tema y volvió a diferenciarse.

"El Poder Ejecutivo tiene la facultad de enviar éste o cualquier proyecto para que lo trate el Congreso, pero el Parlamento debe garantizar que el resultado final sea de calidad y con la participación de todos y no un tratamiento apresurado", indicó. En este sentido consideró necesario que se respete "el rol de las instituciones" con lo cual "el Congreso debe trabajar tranquilo" y "reflexionar lo que sea suficiente para generar una ley favorable a todos", explicitó.

El peronismo mendocino está en un aprieto. Institucionalmente, salió el viernes a "bancar" la ley kirchnerista que le da amplios poderes al Ejecutivo para fijar los contenidos de los medios audiovisuales. Pero las voces críticas no son pocas y los senadores provinciales del justicialismo votaron divididos la semana pasada cuando el Senado pidió al Congreso un debate en profundidad sobre el tema.

Jaque, en cambio, se mostró alineado a la política nacional. Estuve el jueves 27 en la Casa Rosada junto a la Presidenta cuando ésta presentó el proyecto polémico. En Mendoza, defendió la iniciativa aunque también criticó el tratamiento express que le quieren dar los legisladores kirchneristas.

En tanto, el presidente electo del PJ, Rubén Miranda, convocó a una reunión a todos los peronistas con poder de decisión para acordar una posición común y evitar las apreciaciones personales que se salgan de la línea acordada. El conclave sería el jueves por la noche, y del mismo participarían Jaque y los legisladores nacionales por Mendoza que están enrolados en el kirchnerismo.

Jaque se enojó con Racconto

El Gobernador fue el encargado, ayer, de abrir la reunión plenaria del Consejo de Estado para el Plan Estratégico de Desarrollo de Mendoza, que se realizó en el cuarto piso de la Casa de Gobierno. A su lado, se sentaron Racconto y Tanús, junto a miembros de la oposición, ONG y Universidades. Pero el mandatario provincial volvió a elegir el silencio y no habló con la prensa. "No lo sigan que no va a hacer declaraciones", fueron las palabras del vocero gubernamental.

En el otro extremo de la sala y con vuelo propio, el Vicegobernador no rehuyó a ningún tema y habló sin restricciones: la sesión secreta para tratar el pliego de Carlos López Puelles a la DGE (que será hoy; ver página 4), la ley de medios audiovisuales y el tema de vivienda, entre otros temas.

Hoy, la relación de Jaque y Racconto no atraviesa un gran momento, porque el jefe de la Cámara alta ha decidido emprender su propio camino político. El último roce se produjo luego de la visita que realizó el Vicegobernador a Junín -el viernes- para ver la casa de $20.000 que construyen en el municipio comandado por el cobista Mario Abed.

El segundo hombre en la línea sucesoria de la provincia dijo ayer: "La política tiene que reconstruir la relación con la sociedad desde el contacto con la gente. En estos días en que estoy pidiendo apoyo para ratificar los decretos que permitan la construcción de casas para un sector de la sociedad, no puedo dejar de ver que hay otras personas con distintas necesidades y hay que darles respuesta. Estoy vinculado al tema de vivienda y fue a Junín para ver lo que estaban haciendo. Porque a esta problemática hay que buscarle una solución entre todos", argumentó.

Pero más allá de estas explicaciones, el gesto del Vice no fue bien recibido y crispó los ánimos de más de uno, en tiempos donde la puja con el Frente Cívico por la sanción de la ley de Viviendas es una batalla de vida o muerte.

"Celso no se lo ha dicho (a Racconto), pero se comenta que está enojado", dijo una fuente del cuarto piso.

Comentá la nota