Racconto, preocupado por la plata

Racconto, preocupado por la plata
El Banco Central avalaría el crédito de $100 millones el martes. El vicegobernador estará allí el lunes, intentando apurar el préstamo del Banco Nación.
El Ministerio de Hacienda anticipó que la asistencia financiera de $100 millones que Mendoza está gestionando ante el Banco Naciónos no llegará "antes de la segunda quincena de febrero".

Así lo sostuvo el subsecretario de Financiamiento, Pablo Frigolé, quien en declaraciones radiales aseguró de que "todo está funcionando normalmente" y que los tiempos para la concreción del préstamo son los habituales.

"Esta funcionando todo normalmente. Es un préstamo complejo, pero a pesar de que puede llevar más de dos meses estamos logrando reducir el tiempo a la mitad", sostuvo el funcionario. Y agregó: " Si la autorización llega el martes del Banco Central, probablemente no antes del 15 de febrero contaremos con los fondos".

Más allá de esto, el movedizo vicegobernador (a cargo de la gobernación) Cristian Racconto aseguró que el lunes estará en el Banco Central "para ver cómo está la situación del préstamo".

"Esperemos que sean sinceros con los plazos", se esperanzó el vice en un contacto con Diario UNO, a la vez que confirmó que viajará además para participar en el acto que se realizará en la Casa Rosada ese mismo día para firmar la prórroga del impuesto al champán.

Mendoza aceptó a mediados de enero una oferta crediticia del Banco Nación luego de que fracasaran dos intentos por tomar préstamos de la banca privada. La entidad nacional salvó así la situación financiera de Celso Jaque.

El préstamo del Nación es parte de un endeudamiento más amplio que se piensa tomar para cubrir el déficit de 2009 y que trepa a los $420 millones, según autorizó la Legislatura hacia fines del año pasado.

El ahogo llega desde Buenos Aires

Frigolé lo minimiza, pero en la última semana circuló fuerte la información de que la Casa Rosada estaría utilizando la necesidad urgente de recursos de las provincias para conseguir el aval en el Congreso que necesita para poder ratificar el DNU que destinó dinero de las reservas del Banco Central para el pago de la deuda.

Una vez terminada la crisis con Martín Redrado, quien luego de una larga puja política renunció a su cargo el pasado viernes, el Gobierno nacional se lanzó a "conseguir el número de legisladores necesario para liberar el uso de reservas que quiere destinar a pagar deudas y gastos. Con ese objetivo, apuesta al apoyo que pueda obtener de los gobernadores", según reveló el diario La Nación.

La moneda de cambio para ese respaldo serían otra vez los recursos de las provincias. "Todos esos son trascendidos. "Nosotros no iniciamos ningún proceso administrativo de este tipo, si no tenemos autorización presidencial. Por eso estamos con esa venia y no hemos visto hasta el momento ninguna traba".

Comentá la nota