Racconto pidió a los senadores que defiendan los intereses de Mendoza

El vicegobernador criticó a los diputados oficialistas que dieron media sanción a la prórroga de la promoción industrial y exigió que no ocurra lo mismo en la Cámara alta. Por el tono opositor lo compararon con Cobos.
l igual que hace 20 días, cuando envió una carta de opinión con críticas al manejo político de la gestión por "falta de acción", el vicegobernador Cristian Racconto otra vez empleó el mismo mecanismo para marcar la cancha nuevamente y golpear en el corazón mismo del oficialismo.

En esta oportunidad apuntó a la sanción en la Cámara de Diputados de la Nación del Presupuesto 2010 y puso especial énfasis en el capítulo que prorroga los beneficios de la "promoción industrial" en las provincias vecinas (en desmedro de Mendoza) y que contó con el aval de los 5 diputados mendocinos que integran el bloque kirchnerista.

Cuando aún resta la media sanción definitiva en la Cámara alta, el vicegobernador instó a los senadores nacionales a que "revean" la situación y les pidió casi a gritos que "hagan el esfuerzo necesario" para no dejar a Mendoza "fuera del plato". Justifica esa petición convencido de que será un beneficio "para todo nuestro pueblo". Además solicitó a los dirigentes proyectos fundados en la "lealtad" y que sean despojados de toda "obsecuencia".

Además instó a recuperar el rol "protagónico" a las provincias frente al poder central.

Después de insistentes llamados, el único que alzó la voz en nombre del oficialismo fue el diputado nacional Dante González. El legislador defendió el voto positivo de sus pares oficialistas en el marco de una estrategia que estuvo consensuada con Celso Jaque para conseguir, en contrapartida, destrabar la ley de responsabilidad fiscal.

Al ser consultado por las objeciones de Racconto, el diputado nacional y dirigente sindical se mostró sorprendido en primera instancia y luego le devolvió el favor, poniendo en tela de juicio su actitud. No encontró mejor fórmula que compararlo con Julio Cobos. "Quiero creer que lo consultó primero con el Gobernador. Si no, estaríamos ante una situación parecida a la del Vicepresidente" y la "ruptura en las relaciones con el matrimonio presidencial", resaltó.

Dentro de los 14 párrafos con que cuenta la nota, Racconto indicó que mantuvo reuniones con personalidades del sector público y privado en las que coincidieron "en la necesidad de reformular el tan mentado artículo" que beneficia a San Luis, San Juan, La Rioja y Catamarca y provoca grandes perjuicios a la economía mendocina. "Sin inversión no hay progreso ni generación de trabajo productivo", resaltó.

Con un doble mensaje, hacia dentro y fuera del justicialismo, Racconto fundamentó sus objeciones con una frase cuya autoría es del ex gobernador José Octavio Bordón: "No existe régimen de promoción industrial. Lo que existe es un sistema de desgravaciones impositivas que se aplican en algunas provincias y crea injustas diferencias".

En un mismo tono opositor que Racconto, el jefe del bloque radical en el Senado, Ernesto Sanz, lanzó también munición gruesa.

"Uno ve al gobernador con severos problemas de corte fiscal que pide permiso a la Legislatura para endeudarse. Entonces ¿cuál es la razón para seguir con esta tónica de votarle todo a Kirchner"? criticó.

Esta actitud del Vicegobernador, en franca diferencia con el seno de la gestión jaquista, se retrotrae al 17 de agosto. Aquel día aparecieron las primeras divergencias serias entre el Vice y el secretario General de la Gobernación, Alejandro Cazabán. A partir de ahí quedaron expuestas notorias discrepancias intra gobierno que, con el paso del tiempo, no menguaron sino todo lo contrario: se acrecentaron cada vez más y especialmente se hicieron "públicas".

Criterios muy dispares a la línea impuesta por el mandatario mendocino, como con la Ley de Medios o el aumento a la tarifa del agua, fueron algunos de los temas que pusieron a Racconto en una aparente "vereda de enfrente".

Pero a los cuestionamientos que tienen como blanco la gestión, de la cual él también forma parte, ahora la crítica se extendió al manejo político nacional de la Casa Rosada o el Parlamento.

Con una tónica cuasi opositora, Racconto advierte que hay "intereses que siguen enquistados y frenan proyectos, desoyen reclamos, mistifican ideas e implementan regímenes para impedir las transformaciones que requieren las provincias y el país todo", subrayó.

Comentá la nota