Racconto dice que no tomará "ni una" decisión sin consultarle al gobernador

Racconto dice que no tomará "ni una" decisión sin consultarle al gobernador
Tras los enfrentamientos públicos y privados con Celso Jaque, el vice "rebelde" vuelve a la Casa de Gobierno. Estará al frente del Ejecutivo por 15 días. Convocará al diálogo a todos los ministros.
Al parecer, Celso Jaque no se desconectará del todo en las playas caribeñas. Esto porque le pidió a Cristian Racconto que lo llame ante cualquier inconveniente que se presente durante su ausencia.

Es que la relación entre ambos estaba interrumpida, pero el viernes, el gobernador lo llamó para pedirle que tomara el control de la provincia, tal como fija la Constitución. El vice "rebelde" asistió y se comprometió a no tomar decisiones sin consultarle. Esto aunque en el entorno de Jaque está todo preparado para que no firme ni siquiera decretos, salvo que el Banco Central autorice el crédito de 100 millones que tomará la Provincia a través del Nación.

Por eso, a primera hora, Racconto llegará hasta el cuarto piso de la Casa de Gobierno, para instalarse vaya a saber en qué despacho. El vice comentó a El Sol que no sabe si será en la oficina que él mismo aconsejó pintar rojo carmín o en algún otro escritorio de la Gobernación. La primera decisión fue no convocar a reunión de gabinete para hoy, a pesar de que el gobernador las había retomado con todas las fuerzas: las últimas dos duraron más de siete horas cada una. Lo que sí hará es reunirse con los ministros por separado. Esto porque, en soledad, tal vez puedan acercar posiciones, teniendo en cuenta que no se habla con ninguna de ellos.

Consultado sobre las decisiones más importantes que tomará en estos días, Racconto sostuvo que deberá seguir de cerca el visto bueno del Central para que la Provincia pueda tomar el crédito de 100 millones con el Nación. El vice, quien no traccionó ni por el endeudamiento y no se lo vio en las negociaciones por el Presupuesto 2010, ahora promete tomar las riendas del asunto.

El primer encuentro difícil que deberá superar Racconto será con el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán. Abiertamente enfrentados, deberán verse las caras desde el lunes próximo, cuando el superministro de Jaque retome la actividad oficial tras su período de receso. "Yo no estoy peleado con Cazabán, mi relación con él es institucional. Nos hablamos en el marco de la responsabilidad que tenemos", dijo ayer Racconto a El Sol.

El vice negó su alejamiento con los ministros del Ejecutivo, a pesar de que en la Casa de Gobierno el malestar con él es vox populi. Es más, se sabe que no contesta el teléfono a referentes jaquistas de peso. "Yo no estoy peleado con nadie, incluso, estuve charlando cuando analizábamos el Presupuesto con Adrián Cerroni y Raúl Mercau", insistió el vice, quien desde hoy asume la gobernación.

Racconto se esfuerza, aunque cada vez menos, por ocultar sus diferencias con el gobernador y la gestión en la que él mismo participa. Sin embargo, por momentos recobra la memoria de hechos que trascendieron y mostraron el enfrentamiento entre ambos. "Cuando se supo que mis funcionarios habían dejado de aportar al PJ, yo los convoqué y les dije que depusieran esa actitud, porque gracias a los esfuerzos que hizo el justicialismo estamos donde estamos", dijo, rememorando la información revelada en El Sol en octubre del 2009.

Así, el vicegobernador, quien se suma a la tendencia nacional del vice rebelde, tendrá al menos una oportunidad para lucirse. Esto porque el miércoles en el Cerro de la Gloria, el país inaugurará los actos de la agenda del Bicentenario (ver página 8). Para esto llegan los ministros de Defensa de Argentina y Chile, los embajadores y miembros de ambos ejércitos. El acto casi empaña las vacaciones del gobernador, porque en algún momento se anunció la presencia de Cristina Kirchner. Sin embargo, problemas de agenda de la mandataria chilena Michelle Bachelet suspendieron el encuentro presidencial hasta febrero.

Comentá la nota