Quitas de hasta $500 por los paros a docentes y estatales

El Gobierno aplica los descuentos de los días no trabajados en la liquidación de los sueldos de diciembre
Los docentes y los empleados de la Administración pública bonaerense que realizaron paros durante noviembre y diciembre, recibirán una mala noticia cuando pasen por el cajero: tendrán descuentos salariales de hasta 500 pesos por acatar las medidas de fuerza dispuestas por las organizaciones gremiales.

La decisión del gobierno provincial de no pagar los días no trabajados se plasmará con fuerza en la liquidación de los salarios de diciembre que los empleados comenzarán a percibir en los primeros días de enero. Y esa medida ya generó una fuerte polémica: uno de los gremios que dispuso esos paros, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), anunció que se presentará en la justicia para lograr la devolución de las quitas.

"La actitud del gobernador Daniel Scioli es una muestra clara de mala fe", dispararon desde ese sindicato, en el marco del nuevo enfrentamiento abierto con la administración provincial.

Según estimaciones oficiales y sindicales, los descuentos irían de 50 hasta cerca de 500 pesos, de acuerdo a la cantidad de días no trabajados y la categoría del empleado o docente. "Lo único que hacen con esto es generar un profundo malestar entre los trabajadores", dicen en ATE.

Según trascendió ayer, Scioli se mantuvo invariable en su determinación de que no se abonen los días de paro y ordenó a los ministros que dispusieran las quitas. En rigor, el Gobernador ya se había mostrado molesto con los sindicatos por los últimos paros. "Nos pedían un aumento en noviembre y siguieron parando en diciembre cuando sabían perfectamente que no teníamos plata para satisfacer ese planteo", decían ayer cerca del Gobernador para justificar la polémica decisión.

RECURSO EN LA JUSTICIA

ATE salió con los tapones de punta contra el gobierno provincial y anunció que irá a la Justicia para recuperar las quitas. Sus afiliados, cabe recordar, son quienes más sufrirán los descuentos producto de la sucesión de paros que dispuso la organización.

"La Justicia nos va a dar la razón porque todas las medidas fueron adoptadas a raíz de acuerdos paritarios incumplidos por el propio gobierno provincial", señaló el dirigente Carlos Leavi.

Para el gremio, la decisión de Scioli "es una muestra clara de mala fe, ya que decidió echar por tierra y dejar sin efecto las negociaciones que se llevaban adelante en la paritaria sectorial del área de educación, consistentes en no hacer efectivo los descuentos por paro".

"Haremos todas las presentaciones legales que correspondan para enfrentar esta medida ilegal dictada de manera irracional por el gobernador Scioli", adelantó ATE, que anticipó su respaldo a "todas las medidas que los trabajadores decidan adoptar en asambleas para repudiar esta conducta del gobierno que pone en riesgo la alimentación de miles de familias trabajadoras del Estado provincial".

DERECHO DE HUELGA

Voceros del gobierno provincial ratificaron los descuentos e indicaron que esa medida "no afecta el derecho de huelga". Y recordaron que existen fallos de la justicia en lo Contencioso de La Plata "que avalan que no se paguen los días no trabajados".

Al justificar la decisión dijeron que "se decretaron paros que pudieron evitarse. Los gremios sabían perfectamente que la Provincia no estaba en condiciones de disponer un aumento salarial".

Pero más allá de la discusión legal de los descuentos, el gobierno provincial busca mandar un mensaje a los gremios: que los paros no se transformen en medidas habituales sino que tengan el carácter de excepcionales ante el fracaso de una negociación.

De hecho, según trascendió, el gobierno de Scioli no aceptará devolver los descuentos cuando se reabra la paritaria en los primeros meses del año que viene. "Seguramente los gremios lo pedirán, pero no vamos a dar marcha atrás", aseguraron.

Alguna vez la Provincia negoció con los docentes la devolución de esas quitas y logró así destrabar un inicio de ciclo lectivo. Pero esta vez, aseguran en el gobierno bonaerense, no habrá retorno con los descuentos.

Frente a esta situación no se esperan paros masivos en lo que resta del año o los primeros días del próximo. Sin clases y con empleados de licencia, los gremios tienen poco margen de acción. No obstante, se esperan algunas protestas de ATE en diversos organismos.

Pero las quitas montan un escenario complejo de cara a la negociación salarial que la Provincia deberá encarar desde febrero, en especial con los docentes.

Comentá la nota