Le quitaron el control del Predio Ferial a Stella Sartor de Zurita

Obvio, no debe ser de su agrado, pero es la consecuencia por tanto desmanejo, desvergonzado desde ya, que en un Estado decente, bien administrado, desembocaría en una condena. No es este el caso, el de un Estado decente, por eso el gobernador Eduardo Brizuela solo castiga a su amiga funcionaria quitándole el control del Predio Ferial, el que había cedido gratuitamente a una hija, un yerno, y otros familiares del poder de turno.
Con esto se cierra uno de los escándalos de corrupción mas increíbles de las sucesivas gestiones del FCS, equiparable solo al desvergonzado retiro del gobierno provincial del castillismo radical, en diciembre de 2003, “llevándose hasta las macetas”, como lo denunciaron los propios funcionarios brizuelistas.

El gobernador de la provincia, Eduardo Brizuela del Moral, mediante el Decreto Acuerdo Nº 2442, del mes de diciembre pasado, le quitó el control y la administración del Predio Ferial Catamarca, a su Secretaria Privada de la Gobernación, Stella Sartor de Zurita.

Es el mea culpa publico que ofrece Brizuela como pago para cerrar el escándalo por la cesión gratuita del Predio a favor de acomodados del poder radical y la garantía de que el expediente no se moverá ni un centimetro mas del cajón de un escritorio de la Fiscalía de Instrucción Nº 2, donde duerme convenientemente para favorecer los intereses políticos del mandatario, y sobre todo su inmaculada imagen publica.

Sartor de Zurita, estrecha colaboradora del Brizuela del Moral, aun desde los tiempos en que ambos mandaban el Universidad Nacional de Catamarca, era y es cuestionada y hasta investigada judicialmente por haberle cedido en forma gratuita todo el Predio Ferial a una hija suya, Carolina Zurita, al esposo de ésta, Aldo Serenelli, y a un primo hermano del primer mandatario fallecido recientemente.

Los “familiares” beneficiados con la cesión gratuita, quienes además, por increíble que parezca le cobraron importantes sumas al Estado provincial para instalar allí stands institucionales, y que el Estado brizuelista pagó rápidamente, organizaron para beneficio particular la NORMINERA, la Feria de la Moda y la Feria de la Construcción en el 2008.

Llegó el fin a tanto manejo indecente y escandaloso. Mediante el Decreto Acuerdo Nº 2442, del mes de diciembre pasado, firmado por el mismo el gobernador que se opuso a la concurrencia de su funcionaria y amiga a la Cámara de Diputados que la requería para que informe los alcances de sus manejos, Brizuela del Moral, se resolvió crear un “Ente del Predio Ferial Catamarca con atribuciones suficientes para planificar, coordinar y ejecutar las acciones que se consideren necesarias a tales fines”. Ese Ente, a su vez, designará un Consejo Consultivo con representantes de las dependencias estatales que los integran.

El nuevo Ente, “cuyo objetivo será diseñar y ejecutar planes, políticas, acciones y programas conducentes a optimizar y eficientizar las acciones a desarrollar para el funcionamiento del Predio (…), estará integrado por los titulares del Ministerio de Producción y Desarrollo, la Secretaria de Estado de Turismo y la Secretaria de Estado de Cultura y será presidido por uno de ellos en forma rotativa, de conformidad a lo que se establezca en la reglamentación que se dicte para tal fin”.

Quienes integren el Consejo del nuevo Ente, tendrán las mismas facultades de las que abusó Sartor de Zurita, podrán “autorizar, aprobar y adjudicar, a través del dictado del acto administrativo correspondiente, todas las contrataciones de bienes, servicios y obras, como así también, las locaciones de inmuebles a terceros que deban llevarse a cabo, a través de las distintas modalidades de contratación”, legales claro.

Comentá la nota