Por la quita de subsidios al gas temen frenos en la actividad comercial

La reducción de subsidios al sector gasífero dispuesta por el Ejecutivo nacional provocó opiniones divididas en el empresariado local. Comerciantes de la zona, en diálogo con Info Región, se mostraron preocupados acerca de las repercusiones de la media en la actividad local. Otros desestimaron que traiga complicaciones.

La medida que anunció el viernes el ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido, destinada al sector gasífero, que incluirá la reducción de subsidios por 1.400 millones de pesos y el incremento del precio que deberán abonar los usuarios de mayores consumos e ingresos, despertó polémica en los comerciantes de la región. Algunos manifestaron preocupación ante una posible caída en la actividad, en tanto otros vieron con buenos ojos la iniciativa del Ejecutivo nacional.

El titular de la Cámara de Comercio de Banfield, Francisco Bravo, aseguró que habrá pérdidas para el comercio local.

“Totalmente va a haber perjuicios, porque las empresas que usan el gas. como las alimenticias. van a tener mayores costos internos y mayores costos para la exportación”, sentenció.

También se refirió a la quita de subsidios y opinó que "debió realizarse hace un año y medio". En tanto, el contador Daniel Peresutti de Cami Lanús, la cámara que agrupa a los comerciantes del municipio, negó que la nueva medida vaya a perjudicar la actividad de las empresas locales.

No obstante, aseguró que los socios de la cámara temen por la restricción de la demanda y afirmó que pequeños empresarios de la comuna están frenando proyectos porque prevén recesión.

“Todo el mundo se está preparando para que en marzo haya una baja y los comerciantes apuestan al 2010 para reanudar sus proyectos”, enfatizó.

Por su parte, David Fagale, propietario de un kiosco y de la tienda de ropa Waves en pleno centro de Lomas de Zamora, temió que la falta de subsidios repercuta negativamente en la actividad.

“La medida afecta al cliente que yo tengo, lo cual perjudica mis negocios”, aseguró y agregó que los valores de los productos se mantienen en alza por lo que consideró que la nueva decisión oficial "incrementa el temor de reducción de las ventas".

“Ahora los sueldos de las personas no están aumentando”, enfatizó Fagale y remarcó que por ese motivo las subas en los costos provocan un freno en la actividad comercial.

La medida representa una quita de 1.400 millones de pesos en subsidios al gas que excluirá al 64 por ciento de los hogares y al 98,5 de los comercios e industrias, según el anuncio del funcionario.

Comentá la nota