Quiroga funde a los K y al MPN en la misma declinación

El candidato radical estuvo en San Martín y Junín de los Andes, alentando la idea de que solo la UCR se presenta como una opción de independencia en las próximas elecciones.
Horacio "Pechi" Quiroga sigue enarbolando la enseña opositora al "matrimonio Kirchner" –tal como identifica sin dudarlo al gobierno nacional- y ha puesto ya en evidencia que será su eje más preciado en su campaña hasta el 28 de junio.

Así lo dejó en claro tras la visita que hizo este fin de semana a San Martín y Junín de los Andes, dos ciudades en las que confía cosechar muchos votos, afirmado en su pertenencia –es oriundo de San Martín- y en la figura de Linda Yagüe, la candidata en tercer lugar de la lista de la UCR, ciudadana también de la localidad lacustre neuquina.

Quiroga intenta embretar en su estrategia al MPN con lo que entiende es la declinación del kirchnerismo, y fundir este concepto a nivel provincial para dejar el camino expedito hacia el 2011, momento en el que espera volver a competir por la gobernación.

Para este objetivo, no solo mutó de inicial aliado incondicional del kirchnerismo –con el que hizo campaña en 2007- a feroz opositor, sino que ha acusado al partido provincial de entregar sus banderas al enemigo con el pacto Sapag-Kirchner.

"El radicalismo es el único partido que asegura independencia a Neuquén para defender sus derechos a nivel nacional", sostiene Quiroga.

Así, no solo socava la razón misma de ser del partido provincial, sino que acentúa la crítica hacia el "matrimonio presidencial" que será defendido en estos comicios por el Frente para la Victoria, integrado por el peronismo y algunos flacos sectores aliados, que se apresta a definir quién encabezará la lista K en Neuquén.

"Los Kirchner ahogan a los gobernadores, los presionan con dinero para imponer su política", dice una y otra vez Quiroga, convertido en adalid de la independencia de criterios frente al gobierno nacional.

Comentá la nota