Quiroga denunció "campaña sucia"

El candidato de la UCR dijo que eso sucede porque va primero.

Quiroga explicó que se desempeña como asesor del vicepresidente Julio Cobos en una función que lo "honra" y que cumple "con absoluta responsabilidad".

Neuquén > El candidato a diputado nacional por la Unión Cívica Radical (UCR), Horacio Quiroga, aseguró que el radicalismo encabeza todos los sondeos previos y que esa es la única explicación que le encuentra a los cuestionamientos que recibió de parte de sus adversarios. "Porque voy primero, recibo una campaña sucia en mi contra", afirmó.

Quiroga aseguró que "mira por el espejo retrovisor" tanto a José Brillo -su rival por el Movimiento Popular Neuquino- como al resto de los candidatos. "Parece ser que todos se pusieron de acuerdo para hacerme tiro al blanco con distintos argumentos. Es la única manera que encuentran para tratar de levantar su pobre desempeño en las encuestas", evaluó.

De campaña en la capital neuquina, también salió al cruce de las declaraciones vertidas por el primer candidato del Frente Grande-UNE, Raúl Podestá, según las cuales cobraba un sueldo de 5.300 pesos como empleado administrativo del Senado sin ejercer funciones por estar abocado exclusivamente a la campaña electoral a diputado nacional.

Quiroga explicó que se desempeña como asesor en asuntos federales del vicepresidente Julio Cobos. "Es una función que me honra y que cumplo con absoluta responsabilidad y eficiencia. Trabajé toda mi vida y en todos los cargos que ocupé me desempeñé con una alta contracción al trabajo", sostuvo.

Agregó que su designación salió por decreto y que "no tiene nada que esconder. Siempre hice público que me desempeñaba como asesor del vicepresidente. No es ningún secreto que colaboro con Julio Cobos". También expresó que le llamó la atención el hecho de que Podestá demuestre "más vocación de súper agente 86 del recontra espionaje que de candidato a diputado nacional. Se hubiera acordado antes que soy asesor".

Contra Podestá

El candidato afirmó que el ex intendente de Zapala procede de esta manera porque "le faltan argumentos de campaña y no tiene ninguna posibilidad de entrar". Dijo que actúa como una "empresa subcontratista del gobierno provincial" y recordó que "debe dar explicaciones al Tribunal de Cuentas por dejar al municipio de Zapala flojito de papeles".

En tanto, respondió a los cuestionamientos que recibió de parte del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y en esta dirección dejó en claro que "este funcionario del gobierno nacional nunca tuvo una visión demasiado acertada respecto de lo que pasa en Neuquén. El hecho de llevarle la valija a la presidenta cada vez que se va a subir a un avión, no significa que eso va a tener significancia en la Provincia".

En lo general, el ex jefe comunal de Neuquén capital indicó que los números preocupan a varios que "apelan a todo tipo de artilugios para acortar la diferencia. Si yo fuera último en los sondeos es obvio que no hubieran salido a pegarme todos juntos".

Además, lamentó que en la recta final la campaña electoral asumiera un tono agresivo porque "hasta el momento había transitado los carriles normales"; y enfatizó que los neuquinos necesitan que sus representantes potenciales debatan en el Congreso Nacional con "otra altura".

En plena campaña electoral, el candidato desarrolló ayer distintas actividades en barrios capitalinos y mantuvo un encuentro con integrantes del Colegio de Abogados. El jueves visitará Rincón de los Sauces y el viernes estará en Plottier.

Comentá la nota