Quiroga critico duramente a la ADOSAC

El presidente de la comisión de Educación de la Cámara de Diputados santacruceña, Eugenio Quiroga, remarcó que durante los paros docentes no se hizo "otra cosa que devastar el calendario escolar" y solicitó al gremio (ADOSAC) que analice "las consecuencias de los días perdidos, que son los números que nadie quiere ver, los que no se blanquean, los más duros". Quiroga expresó su "pesar" por el anuncio de la Asociación de Docentes Santacruceños que en Pico Truncado acordó el sábado un nuevo paro de actividades para esta semana próxima advirtiendo que "las medidas prolongadas alientan la deserción escolar" y atentan contra la formación de los ciudadanos.
El diputado por el Municipio de Caleta Olivia insistió en que "hay que buscar salidas. Los últimos días de reclamo se vienen desarrollando de una forma un tanto extraña y con cierto grado de intolerancia a partir de la agresión al presidente del CPE, Roberto Borselli".

De todas maneras ratificó que el gobierno "no va a parar de convocar a la docencia para un mejor diálogo", aunque al mismo tiempo presentía que "desde el sector gremial hay frialdad para analizar lo que pasa hoy con la provincia".

En ese sentido consideró que "la ADOSAC tiene que reflexionar seriamente en los efectos que estos paros traen porque van prácticamente quince días de aulas vacías y esta desnaturalización del año escolar".

Asimismo, reparó en la necesidad de "saber distinguir una lucha sindical genuina a los embates que tienen una clara postura político-partidaria", en alusión al momento político que se vive.

Es que, para Quiroga, "el panorama ya es desastroso porque hubo varios días de paro, otros más ahora. El diálogo existe, la voluntad del gobierno existe, los ofrecimientos hoy no son posibles pero hay compromiso con el sector y ganas de invertir en educación; pero la responsabilidad es de todos".

Finamente volvió a pedir al gremio y los trabajadores en huelga que reflexionen para que exista "un nuevo y definitorio diálogo en el que no sólo se discuta un aumento que, al menos por ahora es imposible, sino que se analicen "las consecuencias de los días perdidos, que son los números que nadie quiere ver, los que no se blanquean, los más duros".

Comentá la nota