Quiroga advierte que hay que frenar el gasto público

El diputado nacional electo (UCR) en Neuquén comenzó en Senillosa una gira que espera abarque a toda la provincia antes de asumir en diciembre su banca. Sostuvo que Neuquén "se hunde cada vez más" y que si sigue a este ritmo el gasto público el déficit podría llegar a los 600 millones de pesos.
El ex intendente capitalino y actual diputado nacional electo, Horacio Quiroga, aseguró que la provincia Neuquén "todos los días se está hundiendo un poco más" y alertó sobre la necesidad de "frenar el crecimiento de los gastos corrientes que no tienen su correspondencia en el incremento de los ingresos".

"El gobernador Sapag habla de un déficit de 400 millones de pesos pero a este ritmo estoy seguro que se va a llegar a los 600 millones por lo menos", dijo Quiroga durante un encuentro que encabezó el viernes a la noche en la localidad de Senillosa con vecinos y militantes.

Aseguró que una de las pocas maneras de poder aumentar los ingresos "es lograr que el gobierno nacional nos reconozca a valores de mercado el precio del gas en boca de pozo".

Quiroga comenzó una ronda de visitas a las localidades del departamento Confluencia mientras diagrama una recorrida por todo el interior de la provincia, que se concretará antes de asumir como diputado nacional el próximo 10 de diciembre. "A lo largo de la última campaña nunca oculté mi proyecto de ser candidato a gobernador en 2011 y en ese marco decidimos llevar adelante una recorrida en toda la provincia antes de asumir como diputado", explicó Quiroga.

En Senillosa, el diputado electo se mostró pesimista en cuanto al futuro de las finanzas provinciales. "Quisiera ser portador de mejores noticias pero seguramente en el mes de noviembre habrá serios problemas para poder cancelar los sueldos de la administración pública y ni hablar de los aguinaldos de diciembre", dijo Quiroga.

"El crecimiento del gasto público ha sido irresponsable", dijo, remarcando que "si no se aplican nuevos criterios de administración, la provincia atravesará momentos más difíciles que los que estamos viviendo".

En ese sentido hizo hincapié en el aumento de la conflictividad social, aunque dejó en claro que "una provincia y un país no se levantan con piquetes y cortes de ruta".

Comentá la nota