Quintela supervisó obras y admitió: "siento impotencia

El intendente se quejó por la falta de recursos para avanzar con obras que la ciudad necesita. Planteó que un programa de reasfaltado y pavimentación requiere de 120 millones de pesos de financiamiento.
El intendente capitalino Ricardo Quintela visitó la obra de asfaltado que el municipio está realizando en avenida Gobernador Gordillo y alrededores y allí admitió sentir "impotencia" por la falta de recursos que padece la comuna, al no existir en la provincia una ley de coparticipación de fondos para los municipios.

La obra visitada se encuentra en su última etapa. Reclamó que la ciudad necesita una inversión de más de 120 millones de pesos en asfaltado y reasfaltado para varios barrios que están “intransitables”.

Quintela junto al secretario de Obras Públicas, Juan De Leonardi, estuvieron por calle 1º de Marzo detrás de la Ciudad de las Artes en donde se asfaltó íntegramente esa artería desde la calle General Paz hasta San Nicolás de Bari.

Esa obra es parte de la ya iniciada y pronto a concluirse que se desarrolla por avenida Gobernador Gordillo desde Avenida Rivadavia hasta calle 8 de Diciembre; que incluye reasfaltado; iluminación; semaforización y señalización.

En la visita a la obra, el jefe comunal dialogo con la prensa y expresó que "al terminarse la obra se podrá apreciar el buen estado que presentará. Además se agregará la señalización vertical; es un pedido de los vecinos que habían manifestado que la calle estaba en pésimas condiciones”.

Quintela explicó que la obra "incluye una cuneta en el terraplén que permita ingresar de una manera diferente, también se realizará una demarcación central, sendas peatonales y los cordones cuneta que sean necesarios; esta semana deberíamos concluir con esta obra”.

Inversión de 120 millones

En el mismo lugar el intendente remarcó que la Ciudad de La Rioja presenta más de 20 barrios que necesitan “urgente” el reasfaltado porque “sus calles están intransitables” y “otros tantos que necesitan el asfaltado completo”.

Quintela señaló que la ciudad necesita una inversión de más de 120 millones de pesos con un plazo de obra de 1 a 3 años y de esa manera dejarla en mejores condiciones.

“Siento impotencia porque el municipio no puede contar con los recursos necesarios para poder llevar a cabo un plan de obras públicas sostenido que permitan a los riojanos mejorar su calidad de vida", señaló finalmente

Comentá la nota