Quintela rechazó modificar la tasa de alumbrado y criticó a las empresas

El Intendente aseguró que cuando las empresas paguen la deuda que mantienen con la Municipalidad, recién se discutirá una tasa diferenciada. La situación se judicializa
El municipio de la Capital mantiene abierto un frente de conflicto que parecía cerrado: la tasa de alumbrado público que pagan las empresas del Parque Industrial. El intendente Ricardo Quintela confirmó que por ahora la tasa no se modificará, pese al reclamo que realizaron los empresarios a través de la Unión de Industrias Riojanas (UNIR).

"Hay que ser claros: hacía 7 años que no pagaban esa tasa y al detectar esa irregularidad, se empezó a cobrar. Hay que discutir el tema de la deuda, y luego conversar sobre si puede existir una tasa diferenciada", disparó el Intendente en una conferencia de prensa que brindó en la mañana de ayer en la Sala de situación del Palacio municipal Juan Ramírez de Velasco.

Quintela consideró que las empresas están en condiciones de pagar la tasa y que no se puede comparar su realidad con la de los vecinos de la ciudad. "Están en mejores condiciones para afrontar el pago de la tasa, porque hay familias de barrios medianamente carenciados que pagan esa tasa, es por ellos que con mayor razón deberían aportar esa contribución", manifestó el Jefe comunal.

La posibilidad de una modificación en la tasa de alumbrado público que pagan las empresas del Parque Industrial la había planteado el propio Intendente.

Quintela se reunió hace dos semanas con las autoridades de UNIR y con el gobernador Luis Beder Herrera, luego de ese encuentro el Intendente había realizado declaraciones públicas en las cuales reconoció la posibilidad de modificar la tasa que pagan los empresarios industriales.

Sin embargo, ayer Quintela aseguró que en esa reunión hubo otros planteos. "Yo les dije que me explicaran de dónde iba a sacar la plata para hacer las obras si ellos no pagaban la tasa, queremos los recursos para devolvérselos a la gente en obras y servicios públicos", dijo el Jefe comunal.

Deuda

La deuda que el municipio reclama es la acumulada durante cinco años.

En el año 2003 se determinó que la tasa de alumbrado público se pagaría considerando el 20 por ciento del total que cada vecino paga como consumo de energía eléctrica.

En aquel momento se aclaró que el mismo gravamen se extendería a comerciantes e industriales. Sin embargo, el por entonces gobernador Ángel Maza le ordenó al EUCOP que en el caso de las empresas del Parque Industrial la tasa no se aplicara.

A mediados de este año 2008 el municipio de la Capital resolvió que la tasa se extendiera a las empresas industriales y dejó sin efecto la orden de Maza.

Según pudo saber NUEVA RIOJA, los equipos económicos de Hacienda de la comuna están estudiando a cuánto asciende la deuda acumulada durante estos años por las empresas industriales instaladas en la ciudad Capital.

Judicialización

Cuando las empresas fueron notificadas de la implementación de la tasa resolvieron reclamar ante el Gobierno provincial y el municipal.

Ayer el Intendente sumó un elemento que no se conocía: dos empresas protestaron judicialmente por la aplicación de la tasa. "Dos empresas se declararon en rebeldía y se presentaron ante la Justicia. Nosotros le vamos a ejecutar la deuda", sostuvo el Jefe comunal en el final de la conferencia de prensa.

Quintela no precisó cuáles son las empresas que llevaron su reclamo ante la Justicia provincial.

Comentá la nota