Quintela intervendrá en el conflicto del Concejo.

El Intendente capitalino recibirá en audiencia a los empleados.
El conflicto que involucra a los empleados del Concejo Deliberante del Departamento Capital sumó un nuevo protagonista: el intendente Ricardo Quintela.

Desde el municipio riojano confirmaron que el Jefe comunal recibirá a los empleados deliberativos en audiencia, luego de que los propios trabajadores solicitaran una reunión con el Intendente.

El encuentro no tiene día y hora confirmada, pero podría concretarse en la jornada de hoy. "Todo depende de la agenda del Intendente, pero los va a recibir, eso está decidido", confirmaron desde el área de prensa de la comuna capitalina ante la consulta periodística de NUEVA RIOJA en la jornada de ayer.

Quintela tiene previsto visitar varias obras públicas durante la mañana de hoy, entre ellas la Avenida Ramírez de Velasco.

Qué dirá

En el municipio fueron muy cautos a la hora de especular sobre el desarrollo que podría tener la reunión con los trabajadores del cuerpo deliberativo capitalino.

"Nosotros no manejamos la política salarial de los empleados públicos, eso depende del Gobierno provincial, pero si está claro que el Intendente los recibirá, escuchará su reclamo y verá que se puede hacer", comentaron desde el Palacio municipal Juan Ramírez de Velasco.

Quintela también se reunirá con los concejales para poder conocer su postura y cuál puede ser la solución a este conflicto que va creciendo con el transcurrir de las semanas.

Reclamo

Los empleados mantuvieron ayer una nueva asamblea en el propio recinto del Concejo Deliberante de la calle San Martín.

Aunque nadie lo confirmó oficialmente, esta no será una semana más para el conflicto, porque el miércoles sesionarán los concejales y el jueves será el turno de los diputados provinciales, siempre en el recinto del Concejo en el centro de la ciudad Capital.

Ante ambos organismos deliberativos los trabajadores podrían exponer su pedido de que se aplique la nueva estructura administrativa, sancionada por una ordenanza en el año 2007.

Los trabajadores deliberativos solicitan que se apliquen la nueva estructura administrativa, que elimina algunas categorías y por ende implicaría un incremento salarial para los empleados de planta permanente del Concejo Deliberante del Departamento Capital.

Un problema que lleva dos años

El conflicto en el Concejo Deliberante capitalino no comenzó la semana pasada con la asamblea que realizaron los trabajadores deliberativos, ya lleva más de dos años.

Cuando promediaba la campaña electoral del año 2007, el anterior cuerpo de concejales anunció que se aprobaba una ordenanza que determinaba una reestructuración de la parte administrativa de los trabajadores que cumplen tareas en el lugar. Es decir, que se modificaban las categorías y de esa manera se aplicaría un incremento en los salarios de los trabajadores de planta.

Pasaron dos años - el anterior cuerpo de concejales se fue- y la ordenanza nunca se aplicó. Justamente uno de los ediles que formaba parte de aquel cuerpo es el actual vice presidente primero a cargo de la presidencia del Concejo Deliberante, Enrique Escudero. El edil dijo a NUEVA RIOJA que la reestructuración no se puede aplicar porque el organismo deliberativo no tiene autarquía ni autonomía financiera.

Los empleados también están molestos con algunos de los actuales concejales, porque aseguran que en reuniones informales se habían comprometido a darles una respuesta positiva.

Comentá la nota