Quintela insistió con la falta de recursos y defendió la tasa de alumbrado

Sin confrontar con el gobernador, el intendente remarcó la necesidad de "retomar las conversaciones políticas para tratar de ver como ordenamos la situación de la provincia", tras advertir que persiste el desfinanciamiento de la comuna.
Dijo que su relación con Beder Herrera sigue siendo "excelente", pero advirtió que la Nación asiste directamente a los municipios sin recursos porque las provincias no lo hacen. Y advirtió que sin el cobro de la tasa de alumbrado, no se puede sostener el servicio.

Al hacer un balance de su reciente viaje a Capital Federal para gestionar financiamiento del gobierno nacional y afrontar distintas obras y mejorar los servicios, el intendente capitalino Ricardo Quintela volvió a marcar diferencias con la gestión del gobernador Luis Beder Herrera, aunque consideró que su relación política con el primer mandatario es "excelente" y admitió que, en su encuentro con Néstor Kirchner, el jefe del PJ le preguntó por el vínculo entre ambos.

El intendente también destacó que el gobierno nacional está impulsando relaciones directas con los municipios y volvió a quejarse por las pérdidas de agua que dañan el pavimento y complican aún mas el panorama de la deficiente pavimentación en zonas de la Capital que admitió que "están prácticamente intransitables".

Al revisar en conferencia de prensa el funcionamiento de los servicios, destacó la prestación de la recolección de residuos urbanos y deslizó quejas por la actitud de algunos vecinos que desaprensivamente arrojan basura en cualquier lado. Igual, negó que haya microbasurales.

En el plano de los recursos, tras presidir una reunión de gabinete, insistió con que la comuna está "desfinanciada" pero negó que exista "mala intención" del gobierno provincial en ese campo.

Y repasó su encuentro con el titular del PJ, Néstor Kirchner, con quien se entrevistó la semana pasada en Buenos Aires. Al respecto, admitió que el ex presidente le preguntó por su relación con Beder Herrera: "es muy buena, muy cordial", dice el intendente que le dijo al patagónico.

Igual, Quintela marcó diferencias: "existen diferencias en materia financiera. El municipio tiene un desfinanciamiento pronunciado y la provincia no tiene recursos por lo que necesitamos que la Nación nos ayude, le expliqué a Kirchner".

Además, el jefe comunal adelantó que, una vez que se reanuden las actividades oficiales tras el receso veraniego, procurará "retomar las conversaciones políticas para tratar de ver como ordenamos la situación de la provincia".

Alumbrado público

Sin mostrar enojo público con el gobierno provincial, que impulsa eliminar la tasa que perciben los municipios para prestar ese servicio y cuyo costo es pagado por los usuarios de energía en la factura de luz, el intendente defendió la vigencia de la contribución y advirtió que existe "profundo desconocimiento" sobre su existencia.

Narró que la comuna gasta mensualmente 250 mil pesos por el funcionamiento de 36 mil lámparas de alumbrado, unas 20 mil mas que las existentes cuando asumió y aclaró que la tasa se cobra desde 1996 y el ex intendente Luis Agost Carreño la incrementó en un 20 por ciento. "No la creamos ni la aumentamos nosotros", advirtió.

Al respecto, dijo que "no creo que haya mala fe en el pronunciamiento de algunos funcionarios" del gobierno provincial, sostuvo el jefe comunal, al reclamar su vigencia para permitirle al municipio afrontar el gasto de ese servicio: "si esa tasa no se sostiene no podremos mantener el servicio y no habrá alumbrado público sin mantenimiento".

En cambio, el diputado quintelista Ramón Vera, quien estuvo al lado del intendente durante la reunión con la prensa, volvió a apuntar contra el gobierno: "hay intencionalidad de algunos pícaros funcionarios para desfinanciar al municipio, pero el gobernador tiene la postura firma para no dejarse llevar y acompañar al intendente en su gestión", dijo el legislador, procurando ser diplomático.

De todas formas, Quintela se mostró confiado en que, luego de una reunión con el gobernador, subsista la vigencia de la tasa y puso como ejemplo que en varias provincias, las tasas municipales han sido incorporadas a las facturas de energía para permitir su cobro y evitar el alto índice de evasión.

Salarios

En materia de desfinanciamiento, Quintela insistió en que esa situación afecta el pago de los sueldos de los empleados municipales. Por esa razón -dijo- la recaudación de las tasas se usa para compensar ese déficit. Y resaltó que lo mismo ocurre con el financiamiento para atender obras y servicios.

"El municipio hace lo posible y hasta lo imposible por mantener una ciudad que crece permanentemente", remarcó.

Comentá la nota