Quintela estableció un plan de "emergencia" por falta de recursos

El intendente capitalino tomó la determinación de declarar la emergencia financiera por 90 días tras una reunión con el gobernador Beder Herrera. Allí se estableció que debido a la "escasez de recursos" no se iniciarán nuevas obras por el momento y sólo se apuntará a finalizar las que están en ejecución. Desde la comuna se afirmó que este plan de "emergencia" se pone en funcionamiento con el fin de sostener los servicios públicos y mantener el normal desarrollo administrativo del municipio. Garantizan el pago de haberes a empleados.
El intendente capitalino Ricardo Quintela se reunió este miércoles por la mañana con el gobernador Luis Beder Herrera y luego brindó una conferencia de prensa en el Palacio Municipal a fin de anunciar emergencia financiera por 90 días, luego de conocer el estado de las cuentas provinciales que le brindó el titular del Ejecutivo provincial.

Ambos mandatarios dialogaron sobre las dificultades financieras que está pasando la provincia. "El gobernador me mostró el déficit financiero que tuvo en el 2009 y dialogamos sobre diversos temas vinculados al que hacer político". En relación a estas dificultades, el jefe comunal anunció que va a decretar la emergencia financiera de la comuna por 90 días a fin de mantener previsibilidad en los gastos del municipio.

El funcionario municipal dispuso reducir los gastos en un 20 por ciento, sin tocar los salarios de los trabajadores ni los gastos que necesitan las áreas vitales como Servicios Públicos. Y señaló: "acabo de dar instrucciones a la gente de Hacienda para que a excepción de Servicios Públicos y los comedores escolares, reduzcan el gasto en funcionamiento de las áreas no esenciales y un 10 por ciento en prensa, hasta tanto se normalice la situación". El objetivo de la municipalidad es actuar con previsibilidad procurando equilibrar las cuentas a futuro.

Esta decisión se ajusta a la realidad de la provincia y al retraso en el envío de fondos por parte de la Nación. En relación a esto es que el municipio y la provincia acordaron sobre el asfaltado y re asfaltado de los barrios Evita, Pango, Islas Malvinas, El Mirador, Nueva Esperanza, San Cayetano y Mis Montañas. "Tenemos las empresas trabajando simultáneamente, el gobernador les adelantó 4 millones de pesos y me pidió que hablara con ellos para ir cerrando los trabajos en los barrios que están incompletos", explicó finalmente Quintela.

Comentá la nota