Quintela apuntó todos los dardos contra el secretario del Agua

Quintela apuntó todos los dardos contra el secretario del Agua
Molesto por los hundimientos del pavimento que se registraron en la flamante avenida Ramírez de Velazco a causa de una mala compactación del suelo tras la obra de red cloacal que realizó la empresa Vicom SRL, el intendente capitalino acusó a Germán Gracia por no controlar debidamente la calidad y terminación de la obra, y por autorizar a la comuna a trabajar en terrenos no aptos.
El intendente Ricardo Quintela junto al secretario de Obras Públicas, Juan José De Leonardi, recorrieron ayer la avenida Ramírez de Velasco, debido a los hundimientos de pavimento en la obra inaugurada hace poco más de un mes. "Nosotros inauguramos un tramo de la obra que estaba perfectamente terminada, que tenía todos los detalles hechos, y ahora nos damos con hundimientos en el pavimento nuevo por todos lados", manifestó Quintela.

Los problemas se deben a una mala compactación del suelo tras la obra de red cloacal que realizó la empresa Vicom SRL en la avenida Ramírez de Velasco.

Según se informó son cuatro los hundimientos registrados en la avenida, siendo el de mayor envergadura el ocurrido frente al kartódromo, el mismo será solucionado dentro de tres o cuatro días.

Por su parte, De Leonardi dijo que "los órganos de control deberían haber hecho una inspección sobre la red de cloacas que se ejecutó en la avenida, sin embargo no se hicieron, la empresa reconoce que los trabajos no están hechos como corresponden, por eso se produjeron los hundimientos".

En tanto, Quintela explicó ofuscado que el día 10 de marzo del 2008 la intendencia elevó una nota al secretario del Agua Germán Gracia informándole sobre la obra de pavimentación y urbanización que se iba a realizar en el lugar. La respuesta por parte del funcionario llegó al municipio el 7 de abril del mismo año, donde mediante una nota se aprobaba la realización de los trabajos. Al respecto, De Leonardi estableció que "para qué aprueban que llevemos a cabo los trabajos si sabían que la compactación estaba mal realizada".

El jefe comunal estableció que "nosotros le advertimos sobre el asfaltado y le dijimos qué barrio íbamos a urbanizar, ellos tienen que hacer los controles de agua, energía y cloacas, pero siempre tenemos dificultades". Al mismo tiempo agregó que por la falta de control ahora se están viendo las consecuencias.

Responsabilidad

En el lugar también estuvieron presentes personal técnico de la Administración Provincial del Agua y representantes de la empresa Vicom SRL, con los cuales los funcionarios discutieron e intercambiaron algunas palabras.

"La empresa tiene que hacerse responsable y tomar las medidas correspondientes, ahora hay que parar toda la obra", dijo Quintela. Mientras que el secretario de Obras Públicas afirmó que la empresa reconoció las falencias de los trabajos, sin embargo agregó que la misma se responsabilizará en la medida que pueda, ya que tiene asuntos administrativos que solucionar.

Asimismo los funcionarios afirmaron que desde la comuna se ruega que los hundimientos "no sigan pasando", pero aseveran que luego de lo informado por la empresa lo más seguro es que continúen produciéndose.

Perjuicio político

Quintela dijo que esos problemas ocasionan un perjuicio político tanto al gobernador Luis Beder Herrera como a la intendencia, "los vecinos afirman que nosotros cometemos negligencias, pero hay funcionarios de por medio y empresarios que tienen que hacerse cargo, y dejar de mirar para los costados".

Asimismo el jefe comunal, con gran enojo, afirmó que no es responsabilidad del municipio lo que está sucediendo en la avenida, y pidió que se tomen las medidas necesarias con cada uno de los funcionarios y empresarios que no cumplen con eficiencia su trabajo.

Es importante señalar, que la próxima semana el Gobernador y el intendente capitalino se reunirán con los funcionarios y empresarios, que tienen a cargo controlar y realizar trabajos de red de agua y cloaca.

Continuación de obra

De Leonardi informó que se va a estudiar y analizar la avenida desde el autódromo hasta Las Padercitas, a fin de poder determinar en qué condiciones está la compactación del suelo.

Por tal motivo, la obra de asfaltado que comienza en el barrio Alunai y termina en el monumento al Tinkunaco será suspendida.

"Con la Administración Provincial del Agua y las empresa vamos a hacer un estudio completo de la obra hacia arriba (Las Padercita), se va a hacer un control en forma conjunta de la compactación para determinar los pasos a seguir", estableció el secretario de Obras Públicas. Por último, comentó que los únicos perjudicados son los vecinos de la zona.

Comentá la nota