Las quintas de la zona del faro se encuentran en serios riesgos de sequía

Desde diciembre del año pasado, los propietarios de distintas quintas ubicadas frente al faro que se encuentra camino a Caleta Córdova, no cuentan con el servicio de agua. Por tal motivo, las plantaciones son prácticamente nulas y el esfuerzo realizado durante años se ve cada vez más opacado.
Héctor Aburto, propietario de "Granja frente al faro" comenzó a realizar su labor de quintero hace 13 años. Y destacó que esta es la primera vez que se encuentra en una situación de riesgo, porque Buzzi "es el primer intendente en Comodoro Rivadavia que no quiere que se trabaje la tierra, porque todos los intendentes que estuvieron antes, ya sea Guinle, Aubía o Simoncini, nunca hicieron faltar el agua".

La denuncia comienza a radicarse a partir de que desde diciembre del año pasado, desde el municipio no se les brinda el agua necesaria para abastecer la quinta que posee tanto él como los demás vecinos del sector. Por lo que decidieron conformar una cooperativa compuesta por 19 integrantes. Sin embargo, en la zona hay más propietarios de quintas que en su momento han producido una gran cantidad de verduras y ahora no cuentan con nada.

Además, denuncia que el camión municipal que transporta el agua no acudió al lugar luego de que en diciembre sufriera un accidente en Km. 4 y al no contar con otro tipo de abastecimiento todas las plantaciones se están secando.

Por otra parte, Aburto mencionó que sólo se necesita de un viaje por semana para mantener la plantación de forma estable y apta para la cosecha, debido a que la zona frente al faro es un lugar ideal para la instalación de quintas porque posee tierras fértiles. En relación a dicha situación, recordó que tanto él como otros vecinos, han participado durante varios años en distintas ferias de productores; tal y como la conocida "Consuma Chubut", asistencia que lamentablemente se vio afectada desde hace un tiempo.

En cuanto a las denuncias presentadas de modo oficial, se señaló que desde la Municipalidad se les informó que no poseen el dinero suficiente para la reparación del camión. Por lo que se pidió "que el intendente o (el secretario Gerardo) Couto se pongan las pilas y que nos manden el agua porque si no nos van a tirar 13 años de trabajo y vamos a tener que abandonar todo", señaló Aburto. De hecho, en la actualidad se compró en conjunto 1.000 olivos para plantar y algunos ya se están secando, mientras que otros vecinos de la zona directamente no los pueden injertar porque no cuentan con el agua suficiente para que crezcan.

Finalmente, se hizo alusión a una de las propuestas presentadas ante el municipio y que tampoco tuvo respuesta. La misma, consiste en que se utilice después de tratarla adecuadamente el agua servida que se arroja en la playa de Restinga Alí, para que se la use con el fin de forestar el sector de quintas. Solucionando así dos inconvenientes, por un lado el de la playa contaminada y por otro la sequía de las quintas.

Basural clandestino

Otro de los inconvenientes señalados por Aburto tiene que ver con la existencia de un basural clandestino, ubicado camino a la zona de quintas frente al faro. Dicho problema es ocasionado por los mismos vecinos que arrojan cualquier tipo de desechos, ya sean escombros, botellas, electrodomésticos viejos, bolsas, etc. provocando malos olores e imposibilitando el paso hacia las quintas donde también habitan muchas personas.

Por tal motivo, es que también se amplió el pedido de limpieza del sector y la incorporación de cartelería; que indique la prohibición en cuanto al arrojo de desechos que contaminan el ambiente.

Comentá la nota