Quintar pedirá intervención de la Secretaría de Energía

El jefe comunal habló del "desprestigio" en el mundo por la nafta con agua.
El intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, señaló que no quedará ahí la denuncia de los corredores españoles que participaban del Rally Dakar y que debieron abandonar –por problemas en la combustión del motor- porque les habrían vendido nafta adulterada en Tinogasta.

El jefe comunal también deslizó sus sospechas hacia el combustible que se vende en la localidad de Fiambalá, a raíz de reparaciones que debió hacer hace poco a su vehículo particular.

"Hace una semana tuve que cambiar los filtros de mi camioneta porque estaban llenos de agua", aseguró Quintar a El Ancasti digital.

Notablemente molesto, el intendente adelantó que hoy realizará gestiones para que se investigue sobre la venta de combustible adulterado.

"Solicitaré con carácter de urgente la intervención de la Secretaría de Energía de la Nación para que realicen las investigaciones correspondientes. Nosotros nos venimos quejando de estos que se denominan banderas blancas, pero como siempre piensan que inventamos las cosas, no nos llevan el apunte", reflexionó Quintar.

Además, se refirió al caso expuesto por la familia Vico, quienes se tuvieron que retirar del Dakar por la presencia de combustible mezclado con agua. "En este caso puntual ellos compraron en una YPF de la localidad de Tinogasta. Creo que este hecho es desleal y nos desprestigia ante todo el mundo", opinó.

Abandono forzado

Aunque cuando abandonaron adujeron problemas de temperatura y una falla en las bombas de combustible, ahora los españoles Antonio y Carlos Vico (padre e hijo) cuestionaron el expendio de combustible en Tinogasta. Integrantes del equipo Competición Desert Racing Team y a bordo de un Bowler Nemesis, señalaron que "en el campamento, nos enteramos de que hasta diecisiete equipos se habían quejando a la organización del rally de que la gasolina repostada en la estación de servicio YPF de la localidad de Tinogasta contenía todo tipo de aditivos".

A raíz de esto, el agua ingresó en el motor dobló las válvulas, lo que hizo que el coche fallara hasta detenerse, y paralelamente obstruyó las bombas, lo que restó flujo al motor.

EL DATO

 El intendente puso bajo la lupa la calidad del combustible que se vende en Fiambalá y anunció que promoverá investigaciones al respecto. También habló de "desperfectos" de su vehículo particular.

Comentá la nota